La Cofradía de Pescadores de Candás buscará reducir su factura eléctrica con la instalación de treinta paneles solares en la fachada. Este tipo de infraestructuras suelen colocarse en las cubiertas, pero "el propietario del restaurante logró una subvención para hacer una zona chill out y no queríamos quitarle espacio. Además, aquí donde más pega el sol es en la fachada", explican desde la cofradía.

El proyecto será ejecutado por una empresa vasca y cuenta con financiación de los fondos de pesca.

La pretensión de la cofradía es poder ejecutar el proyecto en dos fases. Este año cubrirían la primera parte de la fachada, y solicitarían fondos en una nueva convocatoria para acabar de cubrir todo el espacio disponible y así reducir aún más la factura. La entidad ya había logrado fondos europeos con anterioridad para el condicionamiento de los locales de la lonja.