La población infantil de la localidad carreñense de Ambás disfruta desde hace unos días de dos renovadas zonas de juegos. El fondo de compensación de Cogersa ha permitido limpiar y adecuar los equipamientos existentes, instalar nuevos juegos y mejorar el espacio saludable para mayores. La inversión ronda los 11.000 euros.

En la zona verde anexa a la iglesia restauraron el columpio existente y se instaló un juego nuevo: un tobogán con plataforma y mesa de juego. También renovaron los tablones de los tres bancos. En el barrio Huerno, en el entorno de la antigua escuela y de la pista deportiva municipal, los trabajos consistieron en la limpieza de los equipamientos que ya había, así como del suelo. Se lijaron, se aplicó lasur a las maderas y se cambiaron las cadenas y asientos del columpio.

Además, se colocó una casita rocódromo y losetas de seguridad en la zona de juegos.