Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Encuentran en un piso de Candás el cadáver de un gijonés que llevaba muerto 12 días

La voz de alarma la dio un amigo que hacía tiempo que no sabía de él y la investigación apunta a que falleció por causas naturales

Calle Carlos Albo de Candás LNE

La Guardia Civil, en colaboración con la Policía Local de Carreño, halló ayer el cadáver sin vida de un vecino de 57 años, J. L. C. C., en su domicilio de la calle Carlos Albo de Candás. En principio, la investigación apunta a una muerte natural ya que el cuerpo fue encontrado sin signos evidentes de violencia, aunque la autopsia determinará la causa real. La víctima, natural de Gijón, llevaba muerta doce días, desde el pasado 9 de enero.

La voz de alarma la dio uno de los amigos del fallecido que, tras varios días sin saber de él, contactó con las fuerzas de seguridad para informar de la ausencia de J. L. C. C. Según sus allegados, el vecino de Candás llevaba varios días sin responder al teléfono ni al timbre de casa. En la investigación desarrollada por los agentes, se constató que tanto la familia como los vecinos del edificio también llevaban tiempo sin saber de él. Así, tras varios intentos para dar con su paradero, los agentes accedieron al domicilio con la autorización preceptiva, donde hallaron el cuerpo sin vida del hombre, quien llevaba unos años viviendo en la capital carreñense.

Los restos mortales del hombre fueron derivados al Instituto de Medicina Legal de Asturias, donde los médicos forenses realizarán la autopsia para saber el motivo de la muerte de J. L. C. C. Por su parte, el Ayuntamiento de Carreño ha enviado el pésame y condolencias a su familia y amigos.

Para este concejo son días negros, ya que a esta muerte se suma la de José Luis González Domínguez, ganadero de 60 años que perdió la vida el viernes cuando trataba de pasar con su tractor por una vaguada inundada en Logrezana. Es la única víctima mortal que dejó el temporal "Fien" en Asturias.

Los restos mortales de J. L. C. C., quien no estaba casado ni tenía hijos, serán incinerados hoy en el tanatorio Gijón-Cabueñes a las once y media de la mañana.

Compartir el artículo

stats