Las calles de Candás se hacen arte para el Corpus: "Es una tradición muy guapa"

Decenas de voluntarios trabajaron durante la noche para crear las alfombras florales sobre las que procesionan los niños de primera comunión

Las calles de Candás se convirtieron este domingo en auténticas obras de arte al aire libre para conmemorar la celebración del Corpus Christi. Extensas alfombras florales, elaboradas con espadaña, cenoyo y hasta sal, cubrieron el casco urbano siguiendo con una tradición que no sería posible mantener sin la implicación de los vecinos y que cada año logra sorprender a propios y extraños.

Los voluntarios trabajan durante la noche para dar forma a las estampas sobre las que horas después caminan los cerca de cuarenta niños que este año hicieron la primera comunión. "Comenzamos a montar a las cuatro de la mañana, pero llevamos trabajando tres meses diariamente", explican Olga Antuña y María del Mar Cruz. Su grupo se encarga de decorar una de las calles más extensas, la de Braulio Busto, que discurre desde la plaza de La Baragaña hasta El Paseín. Este año, optaron por un motivo floral con grandes girasoles que realizaron con lentejas y cartulina. En el medio, pusieron un enorme lazo rojo hecho con arroz, al igual que la paloma del altar de la plaza.

El cura, José Manuel García, muestra el sagrario a los vecinos ante el altar instalado en la calle Valdés Pumarino. |

El cura, José Manuel García, muestra el sagrario a los vecinos ante el altar instalado en la calle Valdés Pumarino. |

"Antiguamente solíamos hacer todas las figuras con sal, pero eso nos obligaba a estar echadas sobre el suelo durante mucho tiempo. Ahora intentamos que el trabajo salga ya hecho del local para que sea más fácil", indican.

El grupo, en el que también están Angelita Artime, Aurora Álvarez, Reyes Fernández y Lines Roces, sufrió este año algunos inconvenientes. "Empezamos con un proyecto, se nos fastidió y tuvimos que cambiar. La idea inicial era hacer las hojas de los girasoles de arroz, pero se nos estropearon y tuvimos que hacerlas de cartulina. Además en el local que estamos hay humedad y algunos trabajos los tuvimos que volver a hacer porque les salió moho", lamentan.

A pesar de todo, "merece la pena porque es una tradición muy guapa". Eso sí, el grupo está deseando incorporar nuevos integrantes, a poder ser jóvenes que sigan con la tradición y den el relevo a vecinos que, como en el caso de Angelita Artime, llevan participando de ella casi cincuenta años. "Es una de las pioneras", apunta Aurora Álvarez. En sus inicios, recuerda Artime, "tan solo colocábamos los altares. Luego fuimos creciendo y haciendo cada vez más".

Las calles de Candás se hacen arte para el Corpus: "Es una tradición muy guapa"

Las calles de Candás se hacen arte para el Corpus: "Es una tradición muy guapa"

Ellas no son las únicas voluntarias que colaboran con la festividad. Grupos de vecinos se dividen las principales calles. Cada uno elige su temática y cómo hacer la decoración. Así, este año pudieron verse grandes alfombras de espadaña y detalladas representaciones bíblicas hechas con arroz. En la plaza de La Baragaña una gran estampa de Jesús predominaba junto a un Sagrario. Todas ellas llamaron la atención de los viandantes. "Es una auténtica obra de arte, es una pena no tener aquí el móvil para poder tomar alguna foto", comentó una visitante.

Este año participaron en la procesión unos cuarenta niños, que recorrieron las calles acompañados de la Banda de Música y del sacerdote de Candás, José Manuel García.