San Antonio bajo la lluvia en Candás

La tradicional jira que abre la programación festiva de la localidad se vio empañada por el mal tiempo: "Es una pena, pero estamos en Asturias"

Candás celebra San Antonio bajo la lluvia

Alicia García-Ovies

El verano candasín no ha tenido el mejor de los arranques posibles. La fiesta de San Antonio, que inaugura la programación festiva de la temporada estival en la villa marinera, estuvo este año pasada por agua. La persistente lluvia que comenzó a caer en la localidad poco antes de la cinco de la tarde deslució una jira que se caracteriza por su ambiente familiar. "Es una pena, pero estamos en Asturias. Nosotras intentamos venir todos los años porque nos gusta mantener la tradición", dicen las hermanas María José y María Colmenero.

Este año fue para ambas muy especial. La nuera de María José y sus nietos acudieron este año por primera vez al prao de Gervasia, así que las hermanas decidieron sorprenderlos a todos para acudir vestidos con el tradicional traje de mahón. La suya es una familia muy peculiar. Ella se casó con un alemán, por lo que su hijo tiene doble nacionalidad. A su vez, este contrajo matrimonio con una estadounidense, por lo que la de sus nietos es triple.

"Se lo están pasando estupendamente a pesar del agua. Los niños están encantados. Ya tocaron la campana de San Antonio, comieron tortilla del Rabitos, empanada de Muñiz y filetes de pollo. El bebé se atiborró de bollos preñados", cuenta divertida.

Ellos fueron de los pocos que se animaron a subir hasta el prao de Gervasia. La lluvia hizo que muchos vecinos acabasen por desechar esta idea. Aún así, en el prao no faltó la música de la Banda de Gaitas, que consiguió tocar un par de canciones antes del aguacero. También los integrantes del grupo de baile San Félix animaron un rato el ambiente festivo antes de la tradicional subasta del ramo, que este año recayó en la charanga Pepe el Chelo.

La programación continuó con la misa en la capilla de San Antonio, antes de que la fiesta se trasladase al centro de Candás. En la plaza del Cueto tuvo lugar a última hora de la tarde la danza prima con la peña El Nodo, mientras que en la plaza de Les Candases se entonaron cantares populares, en un encuentro organizado por el Ayuntamiento y la peña Galdiar.

La festividad terminó con la actuación de "Los Insolentes" en la plaza del Cueto, aunque hubo quienes decidieron alargar la noche en los bares de Candás a la espera de la próxima cita veraniega.