Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bitácora de Lugones

Dos años de cronista oficial

La necesidad de una figura que debería incorporar el concejo de Llanera

Debo anticipar que una especial satisfacción me produce ponerme ante el ordenador para escribir este comentario por ser un tema muy personal, pero como siempre escribo de lo y los demás, no me importa. El caso es que el día 6 de abril se cumplieron dos años desde que fui nombrado cronista oficial de Lugones, el primer cronista en la historia de mi pueblo. El acto se produjo en un edificio histórico como es el Ayuntamiento de Siero, que data de 1887, siendo su arquitecto el vasco Javier Aguirre, autor de obras tan importantes como el Balneario de Las Caldas o la Plaza de El Fontán, de Oviedo. Y a decir verdad, me congratuló mucho. Una inusitada emoción, en definitiva.

Por otra parte, debo decir que caro me costó, sin ocultar que al ser la dedicación en el arte de escribir una de mis más arraigadas inquietudes, a estas alturas de mi vida lo doy por muy bien empleado.

Y digo todo ello porque creo firmemente que todos los pueblos de cierta entidad deberían contar con un cronista de la localidad o concejo, oficioso u oficial, eso es lo de menos. Al fin y al cabo, si el bagaje a través de los años así lo aconseja, sin duda las autoridades sensatas y competentes acabarán reconociendo la labor. Aprovecho esta oportunidad para señalar que nos extraña que Llanera, uno de los principales concejos del Principado, no cuente con un testigo oficial, por lo que nos permitimos sugerir a las autoridades municipales se ocupen de elegir la persona adecuada para estas tareas. Yo tengo un hombre y un nombre que a nuestro modo de ver sería la persona idónea, pero, claro, no lo voy a desvelar. Lo digo abiertamente, es mi caso, pasaron durante la democracia una media docena de alcaldes, aunque algunos es verdad que por su corta etapa en el cargo de alcaldes no tuvieron tiempo material para tratar el tema. Es el caso de José Antonio Noval, Eduardo Martínez y Guillermo Martínez. No sé realmente si me queda alguno.

Y fue a iniciativa del Alcalde Ángel Antonio García González, del PSOE, quien formuló la propuesta de mi nombramiento como cronista oficial de Lugones, conforme el procedimiento previsto en el Reglamento de Protocolo y de Honores y Distinciones del Ayuntamiento de Siero. Y tengo que decirlo, porque si no lo digo reviento, este nombramiento hubo de esperar a que la Corporación Municipal estuviera presidida por un ciudadano con residencia en Lugones.

En las consideraciones que figuran en el diploma fechado el 22/02/2018, el cual me fue entregado en acto oficial en el Salón de Plenos el día 5 de Abril del 2018, en su quinta consideración dice: "Son muchos los motivos que sustentan la presente propuesta. José Antonio Coppen Fernández nació, creció y vivió siempre en Lugones. A lo largo de su vida, ha sido un gran animador de la vida social y cultural de esa parroquia sierense. Son de sobra conocidas sus publicaciones y artículos de prensa que casi siempre tienen a Lugones como eje principal. Sin duda alguna, Coppen ha sido y es la memoria viva de Lugones desde hace más de 50 años, informando y ocupándose de todo lo que ocurría en Lugones y dándolo a conocer a todos los lugonenses, sierenses y asturianos, siempre de forma desinteresada y altruista".

Compartir el artículo

stats