Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Leocadio Redondo Espina

Estampas navetas

Leocadio Redondo Espina

Cronista oficial de Nava

Sucesión de normas

La relación de fallecidos en noviembre, mes de pandemia y sol

Probablemente en el mes de noviembre lo más destacado fuera la sucesión de normas dispuestas por las autoridades autonómicas para combatir los efectos de la pandemia, y la suspensión de actividad generada en consecuencia. Pero lo que no faltó, como casi siempre, fue la ocasión de lamentar la marcha de personas nacidas, o avecindadas, en este concejo. Así, empezamos la relación el día 4 con la falta en Oviedo de Luis Álvarez González, ya comentada en estas páginas, y seguimos el 8, domingo, que fue cuando falleció, en el Hospital Monte Naranco de Oviedo, José Godoy Viltró, “Pepito”, a los 82 años. Casado con Emma del Tejo Palacio, con la que tuvo como descendientes a María Ángel, Irene y Javier, Pepito, como ya comentó Fernando Canellada, fue, además de empleado del Ayuntamiento, el informador de referencia, allá por los años setenta/ochenta del pasado siglo, de todo lo que acontecía en el concejo, desde lo civil a lo deportivo, y tanto en prensa como en radio, con la importancia que ambos medios tenían por aquel tiempo.

Luego, el sábado 14, finó en Oviedo Celestino García García, Tino, a los 68 años. Vecino de la calle Plácido Martínez de la villa, estaba casado con Oliva Pereira Cabarcos, siendo hijos del matrimonio Aitor, María y Adrián. Después, el lunes 16, era María de la Asunción Toribio Mayor, “Chuni”, la que finaba en Oviedo, a los 84 años de edad. Chuni, que, entre otros lugares, vivió en Ceceda y también en Nava, estaba casada con José Manuel Fonseca González. Y el martes 17 nos dejaba, en Nava, Eloy Díaz Espina, a los 91 años. Vecino de la villa desde hacía años, Eloy, que deja viuda a Amor Álvarez Tarano, con la que tuvo como descendencia a María Amor, Marisa, Isabel y Miguel, descansa para siempre en el camposanto de Espinaredo, Piloña.

A continuación, el miércoles 18, finaron dos mujeres, Teresa y Dolores. Teresa Vega Collada, Tere, falleció en el Hospital Central de Asturias a los 74 años, Natural de Vega, Nava, estaba casada con Antonio Neftalí Camblor Suárez, con el que tuvo tres hijos: Rubén, Neftalí y Rogelio. Mientras, Dolores Canto Mayor, Lola, nos dejaba en La Casería, parroquia de Ceceda, a los 92 años. Lola, que era viuda de Avelino Redondo Cueto, había tenido con él la siguiente familia: Roberto, Berta, Isabel, Begoña y Lorena. Seguidamente, el sábado 21, el que faltaba, en Oviedo, era José Enrique Loredo Inés, Pepe, a los 87 años. Casado con Carmen Perrino Martínez, con la que tuvo dos hijos, María José y Alejandro, Pepe, al que conocí cuando vivía en El Cantarexu, parroquia de Tresali, estaba jubilado de Muebles Ordiz. Y el 23 finaba, también en Oviedo, José Mariano Corte Alonso, Mariano, a los 70 años. Natural de Cesa, parroquia de Cuenya, Mariano era soltero y estaba jubilado de la Central Lechera Asturiana.

Y eso fue todo en un mes en el que, como para compensar otros aspectos de la realidad cotidiana, y alegrarla en lo que cabe, lució el sol casi todos los días.

Compartir el artículo

stats