Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Antonio Coppen

Bitácora de Lugones

José Antonio Coppen Fernández

Tres peticiones al alcalde de Siero

Tendido de alta tensión, calle del Mar y un edificio deplorable

Ya que acabamos de comenzar el año y es tiempo adecuado para hacer nuevos propósitos, formulamos tres peticiones al alcalde de Siero, el más eficaz de la democracia, por algo es de Lugones. Por ello, le hacemos partícipe de los tres temas que con viene resolver en el menor plazo posible. Son problemas que vienen arrastrados ya de legislaturas anteriores, por lo que gozan de una antigüedad considerable. Así, pues, confiamos tomará el debido interés para que se resuelvan en el primer semestre del 2021, pues esperar todo el 2021 nos parece un exceso.

Tendido de alta tensión. Existe una columna del tendido de alta tensión eléctrica que más que conveniente es necesario trasladar o soterrar. Está situada a unos 100 metros, no sólo del Centro de Salud, sino que también ahora a esa misma distancia, se encuentra el centro de la tercera edad, que en cosa de meses se inaugurará. Hay que recordar que ya a finales de pasado siglo, dentro de las reivindicaciones ciudadanas en el transcurso de las manifestaciones, figuraba el soterramiento del tendido eléctrico de Alta tensión que cruzaba por el centro el pueblo desde El Castro, incluso sobrevolaba el parque de la Paz, algo que no lo permitía la normativa vigente. El caso es que en los primeros pactos para la gobernabilidad en Siero del tripartito (PSOE-IU-Conceyu), entre otros, se acordó ésta costosa obra y fue de los primeras que se ejecutó en la legislatura 1999/2003, lástima que no se hubiera prolongado hasta la columna que nos ocupa.

Calle del Mar. Ya han sido varias las ocasiones en que se ha demandado la apertura de la calle del Mar, en el mismo centro de Lugones, que peatonalmente enlazará la calle Antonio Machado con la avenida de Oviedo. Como se sabe está pendiente la actuación sobre el solar que dejó la demolición de la Casa de Huertina, considerada Quintana, hasta que se descatalogó, y en el 2007 incomprensiblemente se demolió. Así lo ocurrió a Lugones que con ésta y otras demoliciones no nos queda edificio alguno antiguo; bueno únicamente quedó para contarlo el de la que fuera Escuela Nacional, hoy transformado en Oficina del Consumidor. Al menos se recuperó para algo positivo, que también hubo intenciones de demolerlo cuando a finales de los noventa del pasado siglo se encontraba en estado deplorable.

Edificio en la calle del Buen Suceso. Son muchos los vecinos que desde hace tiempo nos vienen haciendo hincapié sobre la necesidad de demoler el edificio de planta baja en ruinas desde hace, no años, sino décadas. Este está situado mismamente al comienzo de la calle del Buen Suceso, la que conduce al bonito barrio de El Carbayu y, por tanto, al Museo de La Romería “Manolito El Pegu”. Por las características del edificio, el costo de su demolición tiene que ser mínimo, contribuiría al embellecimiento de la zona, que es de lo que se trata.

Perlas de la sabiduría. El agradecimiento es una carga, todos tienden a liberarse de ella (Denis Diderot).

Compartir el artículo

stats