Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Antonio Coppen

Bitácora de Lugones

José Antonio Coppen Fernández

Cinco grandes superficies en seis kilómetros cuadrados

La importante situación de la localidad en el panorama regional

Podría decirse que Lugones –y por añadidura Asturias– recibió el siglo y el milenio con la llegada e inauguración de la más grande superficie bautizada como Parque del Principado, incluido Erosky, del ramo de la alimentación, cuyo tan importante acontecimiento se produjo en abril de 2001, por lo tanto hace 20 años. Pero con anterioridad, 24 años antes, se produjo lo que constituyó el asombro de los ciudadanos, como fue la apertura en 1977 de Pryca, ahora Carrefour Azabache, Kiabi, Decathlon, Toysrus, o sea, en los primeros años de la llegada de la democracia.

Hay que decir que fue el primer gran centro comercial que se abrió en Asturias. Luego es digno destacar que también llegó la importante multinacional francesa Leroy Merlin, que abrió sus puertas al público el 2 de noviembre de 1999, y ya cumplió los 21 años el pasado año. Bien es verdad que esta empresa se encuentra instalada en terrenos del concejo de Llanera, tan separados de los de Siero por la carretera general Oviedo-Gijón.

Estos tres importantes acontecimientos comerciales pueden dar la visión de la importante situación en el panorama regional de Lugones. Quiero dejar constancia de que en la época que se gestionaron los trámites burocráticos para la instalación de Parque Principado en el barrio de Paredes, parroquia de Lugones, gobernaba en Siero en aquel periodo (1995/1999), el Partido Popular, siendo alcalde José Aurelio Álvarez y concejal de Urbanismo José María Ramos, ambos fallecidos. Y en contacto con ambos, en algún momento el entonces Gabino de Lorenzo, alcalde de Oviedo, trató de con vencerlos que dicho centro fuera ubicado en el municipio de Oviedo, que como es claro y obvio no lo aceptaron. Es un dato muy curioso y significativo, que estoy seguro nadie conocía. Era una época en que el Alcalde de Oviedo todo lo quería recuperar para su municipio, como el caso del Niemeyer, que luego se fue para Avilés. Hay que incluir que dentro de dicho recinto más tarde, en junio 2005, abrió sus puertas la importante industria sueca del mueble IKEA.

Punto y aparte merece destacar como último acontecimiento en este tema al que nos referimos es la mirada que ha puesto sobre Lugones una gran cadena de supermercados centroeuropea para instalar su centro comercial en nuestra parroquia, concretamente en el barrio de El Castro, frente por frente de Audi, cuyo movimientos de tierras ya han comenzado hace varias semanas. O sea, que con este nuevo centro, como hemos indicado, constituyen cinco las grandes superficies instaladas en Lugones. ¿Hay quien dé más? En el tema de alimentación, no podemos olvidar a Alimerka, con dos tiendas, y Masymas, con tres.

Dentro de los terrenos adquiridos por la promotora del Parque Principado se produjo un descubrimiento que a mí de manera personal me interesa comentar, cual fue la necrópolis (ciudad de los muertos, cementerio) que se encuentra frente al centro comercial Eroski. En 1997 durante el desbroce y regulación de los terrenos, se descubre un yacimiento arqueológico romano, que puso al descubierto la existencia de un conjunto de tumbas pertenecientes a los siglos IV y V después de Cristo, con una superficie de 400 metros cuadrados. Durante años allí permaneció un montón de tierra sin que nadie se ocupara de este hallazgo.

Lo digo con toda la humildad del mundo, yo fui el que se encargó años después de reavivar dicho descubrimiento que se encontraba totalmente abandonado. Movilicé a la dirección de Parque Principado, llegando a conocer a dos directores, que ambos eludían la responsabilidad de sus representadas. Esta negativa me llevó a visitar la Consejería de Cultura, cuando estaba situada en la Plaza del Sol, muy cerca del Ayuntamiento de Oviedo.

Todas aquellas gestiones provocaron que tuviera lugar un juicio, cuya sentencia obligó a la empresa adecentar el lugar de la necrópolis, que es como se encuentra desde octubre de 2007, o sea, diez años hubo que esperar a que se adecentara el lugar. Pasado el tiempo, en un acto gastronómico tumultuoso en el restaurante La Zoreda, en La Manjoya, coincidí en la misma mesa con los dos abogados que habían defendido a la empresa, y al presentarme me aclararon quienes eran y me felicitaron por mi empeño por el tema.

Deseo en esta hora dejar profunda constancia de algunos de los propietarios de las fincas/caserías que dejaron paso al progreso para la construcción de este gran “Parque del Principado”. Una finca situada en el núcleo central del complejo se denominaba Casas Pinón, siendo su última denominación como la Granja del mexicano. Entre las desaparecidas también se encontraba Casa del Gardavín, vivienda que respondía a la tipología denominada casa mariñana, siendo sus últimos propietarios José Manuel Pertierra y Carmen Castro. Otra casería era la de Casa de la Toupa, siendo José y Modesta los últimos propietarios Luego estaba la llamada finca de la huertona, donde más o menos está ubicada hoy la gasolinera de Erosky, siendo los últimos propietarios Jovino Ardura y Sina. Y, por último, inmediatamente a la anterior se encontraba la finca, con casa, de José Cuervo y Conchita. Hasta aquí los datos que hemos podido obtener de aquellas familias de una de las partes del barrio de Paredes, porque el resto constituye una de las zonas residenciales incólumes de Lugones, junto con la de El Carbayu.

Perlas de la sabiduría.

El humor es el mejor disolvente del fanatismo (Fernando Aramburu).

Compartir el artículo

stats