Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estampas navetas

San Juan y los carros

Despedimos junio constatando que, en los treinta días que tiene, y con lo largos que son además, no pudimos disfrutar, prácticamente, de uno solo, entero, de sol y cielo despejado, pues, aparte las consabidas jornadas de cielo cubierto, abundaron las de nubes y claros, sin faltar a la cita alguna que otra tormenta, acompañada de fuertes chaparrones, por lo que las temperaturas, en general, se mantuvieran bajas.

En cuanto a decesos, anotamos el primero el 8, cuando faltaba en El Caspiu, Priandi, María Amor Llamedo Suárez, a los 90 años. María Amor era viuda de José Piñera Campal, con el que tuvo un hijo, José Luis. Y el segundo tuvo lugar en Oviedo el 28, con el fallecimiento de María Teresa del Dago Castro. Natural de Gamonéu, Nava, María Teresa, que contaba 63 años, era hermana de José Manuel y de Salomé, y estaba casada con José María Estrada Llamedo, con el que tuvo una hija, Andrea.

Y, dentro de las conocidas limitaciones de orden sanitario, anotamos que el domingo 13 se celebraba en Piloñeta San Antonio, patrono de su capilla, pero, como es natural, sin la tradicional romería. Lo que me sirve de pretexto para rememorar los tiempos en los que, siendo guajes, y después de dejar atrás Buyeres, Oméu y Ovín, nos acercábamos al prau de la fiesta caminando por los senderos de tierra que había entre las plantaciones de maíz que crecía en la llosa de La Ibesa. (Después compré a Eloy el del garaje una Orbea nueva, y me acercaba en bicicleta, recordando de aquellas ocasiones el hermoso panorama que presentaba la fiesta tras doblar la curva de La Regata).

Luego, la noticia en lo referente a deportes fue que el viernes 18, el Europa de Nava lograba el ascenso a la Regional Preferente del fútbol asturiano, al imponerse al Celtic de Puerto en los penaltis, en partido disputado en San Claudio.

Atrás quedaron, también, fechas tan señaladas como la entrada del verano, el día 21, y San Juan, noche de la foguera, les travesures, el enramáu de les fuentes y la colocación del ramu en los altos, aparte las recordadas fiestas de antaño, mientras, en el ámbito cultural, la actividad se desarrolló a buen ritmo, con una serie de conciertos y exposiciones en la Casa de la Cultura. También está a punto de salir del horno el número 8 de la revista que edita cada año el Círculo Amigos de Nava, que será presentada el viernes 2 de julio. Y como la vida sigue, la edición del Festival de la Sidra de este año ya tiene cartel anunciador, dado a conocer el viernes 25.

A propósito de San Juan, y de los carros, mi suegro Dalmacio, de Corral Nuevu, en La Cueva de Cecea, que había sido carreteru en tiempos y tenía unu bastante buenu, solía madrugar la mañana siguiente a la noche de les travesures, para comprobar primero y comentar después; “Bueno, falta el carru. Ahora queda saber si está en Ceceda o lu llevaron a Nava”. Pero ocurría que ya esa misma mañana los servicios de información de los paisanos se habían puesto a funcionar con su acostumbrada eficacia, y pronto se sabía lo que era menester conocer. Y tengo memoria de que, al menos una vez, vino el carru a parar a la plaza naveta, debiendo recurrir mi suegro a los servicios de Ferino, el lecheru, que lu acercó a La Cueva a remolque de su tractor. Y no recuerdo un mal gesto ni una mala palabra por parte de Dalmacio ante la trastada, que seguramente consideraba dentro de lo que era la norma y tradición de aquella noche de travesures, en las que, con toda probabilidad, también él habría intervenido de mozu.

Pero quizá la noticia más importante del mes estuvo en la autorización para circular por la calle sin mascarilla a partir del sábado 26, por fin, y después de tantos meses de ser de uso obligatorio, aunque lo cierto fue que el sábado, día de mercáu en la villa, la casi totalidad de la gente todavía optó por traerla puesta.

En fin, con la prudencia siempre aconsejable, y previsiones de mejoría en el horizonte, parece que se abren nuevas expectativas, que la gente parece dispuesta a aprovechar.

Compartir el artículo

stats