Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Leocadio Redondo Espina

Estampas navetas

Leocadio Redondo Espina

Cronista oficial de Nava

Despedida de 2021 con ómicron y veranillo

El último mes del año nos dejó importantes noticias deportivas relacionadas con el fútbol y el ciclismo

Como apuntábamos en nuestra última nota, comenzó diciembre con la celebración de los actos que la Fundación de la Sidra programó con motivo de cumplirse los 25 años de existencia del Museo de la Sidra, que se desarrollaron los días 1, 2, 3, 5 y 6 y tuvieron por marco el propio Museo.

Y, ya con diciembre en curso, tuve noticia de dos decesos acaecidos en noviembre. El primero, ocurrido el 16 en Pola de Siero, fue el de Carmen Montes Cueto. Carmina, que regentó una escuela en Sienra, Ceceda, en la que recibí mi primera instrucción, que recuerdo con cariño, era viuda de Ulpiano Nosti, y madre de Ulpiano y de Marta. Y el segundo fue el de Rosario Díaz Díaz, Charo, acaecido en Bruselas el 17. Charo, que era de El Llendón, Nava, contaba 87 años y estaba casada con Andrés Fernández García, con el que tuvo dos hijos, José Andrés y Luis Miguel.

Mientras, en lo climatológico, y siguiendo la pauta de las semanas anteriores, estrenamos el mes con bajas temperaturas y lluvias abundantes. Y cerramos la primera semana con la falta, el mismo día 5, de dos mujeres. Así, nos dejaba en Ceceda Albina Díaz Espina, a los 98 años. Viuda de José María Andrade Montoto, con el que tuvo a Enrique (+), Pedro y Miguel, Albina, que vivió en Nava, descansa en el cementerio de Cadanes, Piloña. Y faltaba también, en Llanera, Isabel Martino González, a los 75 años. Isabel estaba casada con Tino Noriega Madiedo, y el matrimonio, que vivía en El Llendón, Llames, tuvo dos hijos, Fernando y Pepe.

El mal tiempo, que contó con el refuerzo de la borrasca “Barra”, fue dueño y señor de la segunda semana, con los festivos de la Constitución y la Inmaculada incrustados en su trascurso. Asimismo, la evolución de la situación sanitaria determinó la supresión de los ensayos previos y del concierto de la coral naveta, anunciada para el sábado 11, que contaba también con la participación del Coro Errante de la Comarca de la Sidra. Mientras, en lo positivo, anotamos que el 6 cumplía 100 años María del Carmen Aurelia Calleja Sienra. Viuda de Albino Redondo, con el que tuvo dos hijas, Maruja celebró el centenario en su casa de La Veguca, La Vega de Ceceda. Y en ese mismo sentido, también hacemos constar que el día 26 Maruja Vega Cocina alcanzaba los 103 en su domicilio de La Barraca. Natural de Villa, Nava, Maruja es la viuda de Pedro Sánchez, con el que tuvo ocho hijos: cuatro mujeres y cuatro varones.

Fue notable la mejoría del tiempo en la tercera semana, que empezó con Santa Lucía, pues dejó de llover, pasando en cambio a helar, pero, en compensación, el sol brillaba a lo largo del día. En su transcurso anotamos que el 15 nos dejaba Ignacio Corte Lafuente, a los 90 años. Vecino de Campanal, Priandi, Ignacio estaba casado con Teresa Cueto Montes, con la que tuvo tres hijos, José Enrique, Ignacio y Esteban. Y el mismo día, por la tarde, se inauguraba el campo de fútbol municipal de hierba artificial con un partido en el que contendieron la selección asturiana sub-16 y el juvenil de la Escuela de Fútbol de Nava. Acudió al acto el presidente de la Federación Asturiana de Fútbol y el saque de honor lo realizó Angelita Loredo, la popular Gela. Luego, el l6 la noticia fue que, en la presentación de la Vuelta Ciclista a España 2022 se dio a conocer el recorrido de la prueba, con la buena noticia para Nava de que Les Praeres será de nuevo el escenario del final de la octava etapa, a celebrar el domingo 28 de septiembre.

Después, en la cuarta semana, lo cierto es que el tiempo experimentó una apreciable subida de temperatura, y el 21 hubo que lamentar la falta, acaecida en Oviedo, de Guillermina Álvarez Tarano, Amor, a los 87 años. Amor, que era viuda de Eloy Díaz Espina y madre de María Amor, Marisa, Isabel y Miguel, descansa en el cementerio de Espinaredo, Piloña. Y el mismo día estrenábamos el invierno. Luego, el 22, el Ayuntamiento publicaba una nota informando que, “dado el aumento de casos de contagio por coronavirus”, se suspendían las actividades del programa Navidades 2021, a realizar tanto en Sorribes como en la Casa de Cultura, al igual que las deportivas, como las carreras ciclistas y pedestres que estaban previstas para el fin de año, y se notificaba, al mismo tiempo, el cambio de formato de la cabalgata, adaptado a las circunstancias. Y, para cerrar 2021, tan irregular y complejo, quizá lo más positivo de la última semana haya sido el comportamiento del tiempo, pues el veranillo de San Silvestre nos trajo días templados y con sol más propios de primavera que de principios de invierno, mientras, por otra parte, seguimos metidos de lleno en la batalla contra un covid en alza, que cuenta, además, con el refuerzo eficaz del ómicron. Así las cosas, y para empezar 2022, enero se presenta como una incógnita.

Compartir el artículo

stats