04 de mayo de 2010
04.05.2010

Artola: «Jovellanos quiso terminar con las desigualdades entre las provincias»

El premio «Príncipe de Asturias» de Ciencias Sociales asegura que el escritor y político ilustrado asturiano «aún puede dar muchas sorpresas»

04.05.2010 | 02:00
Miguel Artola, ayer, durante su conferencia en el Club Prensa Asturiana.

Oviedo, P. G.


La figura de Gaspar Melchor de Jovellanos (Gijón, 1744-Puerto de Vega, Navia, 1811) «aún puede dar muchas sorpresas». Al menos, ésa es la opinión del historiador Miguel Artola (San Sebastián, 1923), que ha dedicado buena parte de su carrera a estudiar la trayectoria vital del ilustrado asturiano. Un hombre que, según el académico, desempeñó un papel «decisivo» entre 1808 y 1810 y que, entre otras batallas políticas, «quiso terminar con las desigualdades entre las provincias».


Esa iniciativa de Jovellanos, «acabar con los privilegios» para aplicar a todos «las mismas normas», fue una de las ideas expuestas por Artola en la conferencia que el historiador pronunció ayer en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA. El acto sirvió además como presentación de las VII Jornadas de Historia de Navia del próximo verano, dedicadas al político y escritor asturiano.


«Yo he tenido un gran trato con Jovellanos», expuso el historiador, «aún sigo, y en el camino me ha enseñado muchas cosas». Parte de ellas Artola las incluyó en su edición de las «Obras publicadas e inéditas» de Jovellanos. Y su «proyecto político» coloca al ilustrado «en un lugar distinto a donde le metemos muchas veces», afirma. Entre absolutistas y liberales, Jovellanos mostró «una perspectiva nueva en sus planteamientos» dentro del proyecto de reforma social que marcó la España de finales del siglo XVIII y principios del XIX.


Con un Consejo de Castilla en guerra con la Junta Central, Jovellanos asombró a sus coetáneos al pedir que la reunión de las Cortes se retrasase «dos años, el tiempo necesario para presentarles un proyecto de cambios políticos y reformas sociales», expone con vehemencia Artola. Este «plan constitucional» de Jovellanos tenía como objetivo, según Artola, que las Cortes diesen su consentimiento al proyecto «o promoviesen el debate» en el seno de la institución. Una prueba de lo avanzado de las reformas propuestas por uno de los asturianos más insignes fue su petición de que en las Cortes se instaurase el «bicameralismo», para fomentar «la participación popular». El Apéndice que cierra sus «Memorias en defensa de la Junta Central» fue la última muestra del genio único de Jovellanos. «Pone las cartas sobre la mesa», explica Artola, «habla en términos constitucionales y diseña lo que hay que conseguir. Después, muere».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine