13 de septiembre de 2011
13.09.2011

Trabajo: «En 2020 habrá ya un millón y medio de suicidios al año, es una epidemia»

Los expertos aseguran que quien se va a quitar la vida emite señales y que se pueden reducir estas muertes

13.09.2011 | 02:00
Trabajo, Pilar Alejandra Saiz y Nel Anxelu González.

Ch. N.


La mejor forma de luchar contra el suicidio, auténtica «pandemia» que según los expertos se cobrará millón y medio de muertos al año en 2020, es la prevención, porque, como los huracanes, se puede controlar y tratar de minimizar su impacto. Lo explicó ayer el psiquiatra Pedro Trabajo durante la presentación en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA del «Día mundial de la prevención del suicidio», acompañado por la nueva jefa de Salud Mental del Servicio de Salud del Principado, Pilar Alejandra Saiz, y por Nel Anxelu González, presidente de la Asociación de Familiares y Enfermos Mentales de Asturias.


En un acto con bastante público, donde no faltaron caras conocidas y comprometidas con esta problemática como el psiquiatra Julio Bobes, nuevo jefe de psiquiatría en el HUCA, Trabajo realizó una exposición pormenorizada del estado de la cuestión sobre le suicidio, que no es una enfermedad, pero tras el que sí se esconden enfermedades.


Citó Trabajo, para empezar, el origen de la celebración de este «Día mundial de la prevención del suicidio», que nace en los años sesenta con la fundación de la sociedad que lleva este nombre y que este año ha incidido en la multiculturalidad como idea relacionada con la prevención del suicidio.


«El suicidio», zanjó Trabajo, «no es una enfermedad, es un final». Y pasó a citar las terribles cifras de un millón de muertos al año, y el millón y medio previsto para 2020. «Es, como mínimo, una epidemia», siguió, «con tres mil suicidios al día y teniendo en cuenta que por cada suicidio hay veinte intentos».


El psiquiatra también matizó que a pesar de no tratarse de una enfermedad, detrás del suicidio sí hay enfermedades. «En el 90 por ciento de los casos, el suicidio está asociado a una enfermedad psiquiátrica, como son el trastorno afectivo, el alcoholismo o los trastornos psicóticos».


Metido ya en el apartado de la predicción y prevención del suicidio, Trabajo explicó cómo con la crisis económica, igual que pasó con el Crack del 29, «es probable que haya que prestar mucha más atención a los posibles casos de suicidas». El hecho de que alguien intente suicidarse, explicó, no es un asunto que haya que pasarse por alto. Al revés, dijo, «la tentativa de suicidio es uno de los predictores más potentes de suicidio consumado que tenemos en la psiquiatría».


Por último, como haría también Nel Anxelu González, Pedro Trabajo pidió acabar con la idea «glamurosa» del suicidio romántico y volvió a explicar que hablar y dar difusión a estos hechos suele incrementarlos, como sucedió con la publicación de «Werther» de Goethe.


El presidente de la Asociación de Familiares y Enfermos Mentales de Asturias, Nel González, ofreció el punto de vista de las familias y unos cuantos consejos para enfrentarse a lo que es «una tragedia personal» en la que todo el mundo, también los profesionales, acaban culpabilizándose.


Consciente de que el suicidio se puede prevenir y que se pueden mejorar las circunstancias para que bajen las actuales tasas de suicidio, Nel Anxelu González repasó ciertos mitos o «ideas erróneas» sobre el suicidio. «El que se va a suicidar no lo dice, y el que lo dice no lo hace. No es cierta ninguna de las dos afirmaciones. Es más, suele ser justo al revés». En la misma línea, expuso que también es falso que «quien se va a suicidar no emita señales». Y aunque en cierta forma no se puede prevenir, «sí se puede amortiguar el daño». Nel Anxelu González citó, entre otras posibilidades, que hablar sobre el suicido sí puede ayudar, y que hay que recordar que también es falso que «el suicida quiere morirse». «Puede dejarlo para mañana, y hay que evitar también esa idea de que un suicida es un cobarde o es un valiente. Lo que hacen falta son recursos terapéuticos y una legislación eficaz sobre el alcohol y sobre las drogas», concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas