28 de diciembre de 2011
28.12.2011

María Luisa Prada: «Esta novela es con la que me encuentro más satisfecha»

La escritora asturiana presentó su última obra, «La sombra del ámbar»

28.12.2011 | 01:00
María Luisa Prada, ayer, durante la presentación de su novela.

Á. FIDALGO

«La sombra del ámbar» es la séptima novela de la escritora mierense María Luisa Prada, que fue presentada ayer en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA. En el acto participaron, además de la autora, Socorro Suárez Lafuente, catedrática en el Departamento de Filología Anglogermánica y Francesa de la Universidad de Oviedo, y César Inclán, de KRK Ediciones.

María Luisa Prada se dio a conocer como escritora en el año 2004 con su primera novela, «Vivir al sol», a la que siguieron «Bajo el agua», «En el túnel», «Una cita en Arlés», «Manarola» y «El hierro del mayoral».

«La última novela de esta escritora sigue la línea narrativa de las anteriores, todas ellas policiacas, en las que no falta una historia de amor romántica y truculenta», comentó a modo de introducción Socorro Suárez, al tiempo que advertía de las referencias a Rosalía de Castro que se pueden encontrar desde las primeras páginas.

María Luisa Prada no dudó en afirmar que «esta novela es con la que me encuentro más satisfecha y en la que todos los personajes son asturianos aunque se desarrolle en Galicia.

César Inclán hizo un resumen del argumento de «La sombra del ámbar»: La joven licenciada en comunicación audiovisual Victoria Andrade Pondal recibe por parte de la televisión gallega el encargo de realizar un reportaje sobre la vida y la situación de los pacientes psiquiátricos y de los centros que los acogen y, como punto de partida, elige el Hospital Psiquiátrico de Conxo, próximo a la ciudad de Santiago de Compostela y uno de los mejores de España en su género.

Durante las entrevistas que realiza a los pacientes, uno de ellos, una mujer de poco más de cincuenta años, diagnosticada desde hace casi treinta con un trastorno de identidad disociativo, intenta convencerla de que no es una demente, que hay un equívoco en los datos que figuran en su historial clínico y que su situación se debe a un error médico y policial ocurrido tras un accidente en el que fallecieron tres miembros de su familia, uno de los cuales era su hermana gemela.

Pese al diagnóstico, Victoria decide indagar al saber que la enferma es oriunda de Fonsagrada, lugar del que procede su propia familia, y al conocer igualmente que el médico que la había atendido durante los primeros meses de su enfermedad había sido su abuelo, el doctor Pondal.

¿Qué había sucedido realmente? ¿Qué confabulación hubo tras el accidente? ¿Quién era quién y a quién había beneficiado esa duda? «Esta novela es un relato de intriga cuya lectura no dará tregua al lector hasta hacerle ver cómo en ocasiones encontramos nuestro destino por el camino que tomamos intentando evitarlo», concluyó Inclán.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook