Fernando Valladares: "Cuesta aceptar el cambio climático, por eso lo fácil es negarlo"

"Nos estamos bebiendo el agua de nuestros hijos; les condenamos a una hipoteca ecológica injusta", asegura el científico y divulgador

Fernando Valladares, flanqueado por Borja Sánchez y Rosario Alonso , en el Club LA NUEVA ESPAÑA. | Analía Pello

Fernando Valladares, flanqueado por Borja Sánchez y Rosario Alonso , en el Club LA NUEVA ESPAÑA. | Analía Pello

M. J. I.

"Aceptar el cambio climático es muy difícil, cuesta mucho, por eso lo más fácil es negarlo, Lo cierto es que nos estamos comiendo el planeta, y lo hacemos mas rápido de lo que se regenera". Fernando Valladares Ros, activista por el clima, investigador en el CSIC y uno de los divulgadores medioambientales más reconocidos en Europa, desgranó ayer en el Club LA NUEVA ESPAÑA las tensiones que genera la crisis climática, que van desde desigualdades sociales y pobreza hasta guerras.

Valladares, a quien presentaron Rosario Alonso Ibáñez, directora de la Cátedra Concepción Arenal Agenda 2030 de la Universidad de Oviedo, y Nicolás Felipe Weidberg, profesor de Ecología en la Universidad de Oviedo, aseguró que es rentable invertir en mitigar el cambio climático, en cuestiones como reducir emisiones o en reducir el empleo de combustibles fósiles. "No tenemos dinero para pagar el cambio climático es un desastre de muchos miles de millones de dólares, pero debemos hacer todo lo posible por mitigarlo", recalcó el científico, que también es profesor de la Universidad Juan Carlos I de Madrid.

"No sirve de nada que nos dejen la gasolina mas barata que un litro de agua, es como si a un drogadicto le suministramos gratis lo que lo está matando; no hay nada mas renovable que la gasolina, pero hay que esperar miles de años para ello, y nuestra vida va muy deprisa", argumentó Valladares, que alabó las políticas medioambientales de la Unión Europea destinadas a restaurar zonas degradadas con el horizonte puesto en el 2030.

"Nos estamos bebiendo el agua de nuestros hijos y les condenamos a una hipoteca ecológica injusta que ellos no han pedido. Hay un ciclo que conecta el agua del mar con el agua dulce, pero como el ser humano tiene tanta prisa la consumimos mucho mas rápido de lo que se genera", resaltó.

Valladares reivindicó llevar el debate sobre el clima a postulados más humanos, y de forma más tranquila. "Nuestros hijos vivirán menos que nosotros; la esperanza de vida ha bajado. A la vez los conflictos internacionales no paran de crecer. Es el momento de tomar medidas reales", concluyó.