25 de abril de 2008
25.04.2008
 

Industria inicia este mes el pago de las ayudas de 2008 para las empresas mineras

El Ministerio cumple el compromiso adquirido con Carbunión tras las críticas por los retrasos de los años anteriores

25.04.2008 | 02:00
La mina Hullas de Coto Cortés en Degaña, propiedad de Victorino Alonso.

Mieres / Langreo, J. E. M.


El Ministerio de Industria acaba de anunciar a los empresarios mineros españoles, agrupados bajo la patronal Carbunión, que el Instituto del Carbón comenzará a pagar este mismo mes las ayudas al funcionamiento que deben recibir las compañías correspondientes al ejercicio en curso, al año 2008.


Industria cumple así, en parte e inicialmente de palabra, el compromiso adquirido con la patronal del sector para acelerar el pago de las ayudas, que rondan los 320 millones de euros, según estimaciones de Carbunión.


El retraso en el cobro de las subvenciones desembocó el pasado año en la suspensión del proceso de jubilación de dos centenares de mineros leoneses y en la retención de salarios en varias explotaciones de la provincia vecina. La situación generada, que abocó al plan del carbón 2006-2012 a una severa crisis, desembocó en una serie de reuniones entre las partes que, finalmente, permitieron un acuerdo global en el que, entre otras cuestiones, constaba el compromiso ministerial de acelerar la convocatoria de ayudas a la producción de carbón autóctono. Ahora, todo indica que ese compromiso está en vías de empezar a cumplirse, con un mes de retraso sobre las exigencias hechas en 2007 por la patronal, y que los pagos pueden comenzar a hacerse efectivos este mismo mes, según las promesas realizadas por los responsables del Instituto del Carbón a los empresarios del sector minero.

En 2007, las empresas mineras criticaron duramente los retrasos, de hasta diez meses en el pago de las subvenciones, porque, según sus propias palabras, colocaba a las compañías al borde de la asfixia económica. Éstas debían recurrir a préstamos bancarios para pagar los salarios. Al demorarse el pago desde el Ministerio y no contar con acuerdo que sirviera de aval, las condiciones crediticias, ya de por sí agravadas por la subida de tipos, se endurecieron situando contra las cuerdas la viabilidad económica de algunas firmas. Las centrales sindicales cargaron entonces contra los empresarios, especialmente contra Victorino Alonso, presidente de Carbunión, por utilizar, según su opinión, a los trabajadores como arma para presionar a Madrid.

El Ministerio de Industria abrió a finales del pasado mes de enero, ya con algunas críticas por los retrasos desde la patronal, la convocatoria de ayudas al funcionamiento para las empresas mineras correspondientes al año 2008. En esta ocasión, la convocatoria se abría con un par de meses de antelación sobre el pasado ejercicio. El Ministerio publicó la convocatoria de ayudas en el «Boletín Oficial del Estado» (BOE) especificando que se trata de subvenciones destinadas a «cubrir, total o parcialmente, las pérdidas de la producción corriente de carbón autóctono destinado a la generación de energía». Las empresas tuvieron un plazo de un mes para solicitar las ayudas, que están supeditadas a que las compañías solicitantes estén al día de todas sus obligaciones tributarias. El plazo máximo para que Industria haga efectivo el pago expira, según el contenido de la convocatoria, a mediados del próximo julio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve