08 de mayo de 2008
08.05.2008

Catorce concejos de la región podrían albergar almacenes de dióxido de carbono

08.05.2008 | 02:00

Madrid / Langreo, P. C.


Greenpeace afirma que el Gobierno español apoya la captura y almacenamiento de CO2 porque no quiere «desagradar» a las grandes empresas del carbón, y denuncia que haya seleccionado ya once posibles grandes emplazamientos para depositar el CO2, algunos cercanos a lugares tan «emblemáticos» como las lagunas de Ruidera y las costas frente a Doñana.


Se trata de reservas de territorio, entre 500 y 900 kilómetros cuadrados, para su posterior estudio, ubicados en las comunidades de Asturias, Cantabria, País Vasco, Castilla y León, Madrid, Comunidad Valenciana, Aragón, Castilla-La Mancha y Andalucía.

En el caso del Principado, según Greenpeace, son posibles candidatos a servir de almacenamiento de dióxido de carbono los municipios de Avilés, Belmonte de Miranda, Cangas de Onís, Gijón, Grado, Langreo, Mieres, Nava, Oviedo, Pravia, Ribadesella, Salas, Tineo y Villaviciosa. El Ministerio de Industria delimitó dos grandes áreas en Asturias, una en el litoral y otra en la zona interior del centro de la región.

Según el informe de Greenpeace, el almacenamiento subterráneo de CO2 «es arriesgado» porque no se puede garantizar el confinamiento seguro y permanente y las fugas podrían minar los esfuerzos para mitigar el cambio climático. Además la organización ecologista internacional señala que esa tecnología «entraña riesgos significativos en materia de responsabilidad civil» al representar, a su juicio, una amenaza para la salud, los ecosistemas y el clima, sin despejar quién sería responsable de los posibles daños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine