25 de mayo de 2008
25.05.2008

Los vecinos de La Caleya, en Pola de Lena, piden menos ruidos por la noche

Las quejas en los pueblos asturianos son similares a las de la vertiente leonesa

25.05.2008 | 02:00

Viene de la página anterior


Otro asunto que preocupa, y mucho, en la zona es la situación de algunos desmontes realizados por las empresas constructoras. Y es que, según dice García, «a simple vista parece que hay algunos taludes con serio riesgo de derrumbe». Sobre todo, como temen, cuando la primavera está resultando especialmente lluviosa, lo que puede facilitar los argayos. Los vecinos de Sotiello ya cortaron la carretera y el paso de camiones en protesta.


Pola de Lena es el final de trayecto de la Variante y de este recorrido por las críticas vecinales ocasionadas por las obras. Los problemas en la capital del concejo se sitúan en el popular barrio de La Caleya, situado a escasos cien metros de uno de los túneles del itinerario de Alta Velocidad. Numerosos residentes han mostrado su inquietud por la potencia de las voladuras que se realizan para un paso subterráneo.


«Tiemblan las ventanas y hasta los cimientos de los edificios», se quejan unos vecinos que también rechazan de plano que haya explosiones nocturnas. A pesar de las quejas, fuentes de la Asociación de Vecinos del barrio aseguran que «se trata de molestias casi inevitables» cuando se ejecuta una obra de estas dimensiones, aunque eso sí, reclaman de las empresas que reduzcan los ruidos nocturnos para permitir un correcto descanso de las personas que viven cerca del núcleo principal de la obra.


Todos estos problemas que denuncian ahora los vecinos de Lena son casi un calco de las quejas lanzadas hace ya meses desde las localidades leonesas que también están afectadas por el trazado. Así, Rodiezmo, por ejemplo, sufrió numerosos cortes en el suministro de agua corriente, mientras que Pola de Gordón denunció daños en sus principales viales y graves problemas de suciedad por el paso continuo de camiones de obra. Además, varios ayuntamientos y colectivos ecologistas pusieron el grito en el cielo por los efectos nocivos de los trabajos del AVE en el cauce fluvial del Bernesga.


Al igual que sucede en Asturias, tanto los portavoces del Ministerio de Fomento como las constructoras garantizaron una rápida solución a las demandas vecinales planteadas desde tierras leonesas, pero sin que, a la postre, las molestias y problemas cesaran hasta que las tuneladoras concluyeron los tramos de túnel que tenían encomendados. A la vista de tales antecedentes, los vecinos de Lena se resignan a aguantar meses y meses de molestias y problemas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine