07 de julio de 2009
07.07.2009

Un gasoducto de 2 kilómetros suministrará combustible al ciclo combinado de Mieres

La nueva central térmica de La Pereda dispondrá también de dos líneas eléctricas de evacuación de 220 kV hacia Soto de Ribera y Villallana

07.07.2009 | 02:00
Vista aérea de la actual central térmica de La Pereda, con los terrenos que ocupará el ciclo combinado al fondo

Mieres / Langreo, M. A.


La obra del ciclo combinado de gas de La Pereda, en Mieres, conlleva la construcción de varias infraestructuras complementarias, como un gasoducto de casi dos kilómetros de longitud, que atravesará el río Caudal. El Ministerio de medio Ambiente ha impuesto la alternativa norte para su trazado. También serán necesarias dos líneas de alta tensión: una al Norte, hacia Soto de Ribera, y la otra al Sur, hacia Villallana (Lena). Estas dos últimas requerirán una declaración de impacto ambiental específica.


Enagás, tras llegar a un acuerdo con Endesa, compañía eléctrica que, junto a Hunosa, promueve la planta de gas de Mieres, construirá un ramal de suministro de gas natural desde el gasoducto León-Oviedo a su paso por el concejo, hasta La Pereda. El acuerdo fue suscrito en marzo de 2008 entre las tres empresas. Este ramal tendrá una longitud de 1.910 metros y un diámetro de 12 pulgadas, que suponen unos 30 centímetros.


En la declaración de impacto ambiental que aprobó el Ministerio de Medio Ambiente el pasado 1 de junio, se han analizado dos alternativas de trazado para este ramal del gasoducto. Ambas quedaron definidas como «alternativa norte» y «alternativa sur», según su posición geográfica. Al final, la elegida fue la norte, atendiendo a criterios «ambientales referidos a la vegetación, espacios protegidos, paisaje, así como a acondicionamientos técnicos». Respeto a la sur, la elegida tiene «menor afección sobre la vegetación natural».


El trazado norte del gasoducto conlleva también impactos ambientales, aunque el estudio de Medio Ambiente determina que los principales «se producirán durante la fase de construcción, en la fase de apertura de la pista de trabajo y excavación de la zanja». La pista de trabajo normal tendrá una anchura de 14 metros, que se corresponde con el diámetro del gasoducto.


Los casi primeros 900 metros del gasoducto discurrirán bordeando la vía de acceso desde la carretera N-630 hasta la localidad de La Pereda, «junto a la cual hay una serie de instalaciones industriales que no se verán afectadas», según recoge la declaración de impacto de la central de gas. A partir de esa zona, el ramal gira al Norte para alcanzar los terrenos situados entre la N-630 y la ribera izquierda del río Caudal. El gasoducto irá paralelo al cauce, para cruzarlo casi al final de su trazado.


El cruce del río se realizará mediante el sistema de «subalveo» -por debajo del lecho del río-. En este punto sí afectará a la vegetación de las riberas. No obstante, la obra se realizará durante la época estival, tal como ordena el Ministerio de Medio Ambiente. Al final se procederá «a la restauración de los terrenos en los que todos los elementos del medio, así como los medios y servicios afectados serán repuestos».


La declaración de impacto ambiental del ciclo combinado de Mieres indica que el trazado del gasoducto «no se encuentra dentro de la Red Natura-2000, aunque la zona del río Caudal y sus riberas está catalogada como hábitat de interés comunitario prioritario», por lo que el recorrido deberá ajustarse «a las zonas más cercanas a la N-630» para evitar afectar a la zona del cauce.


También será necesario construir dos líneas eléctricas que saldrán de la subestación se instalará en las inmediaciones del nuevo ciclo combinado de La Pereda, en el mismo recinto que hoy ocupa la térmica de carbón. Desde este emplazamiento «y en dirección Oeste, donde no se encuentra ningún núcleo de población», partirán dos líneas de doble circuito y de 220 kV denominadas «Nueva La Pereda-Soto de Ribera», de 14 kilómetros de longitud, y «Nueva La Pereda-Villallana», de 13 kilómetros de recorrido, que formarán parte de la red de transporte. Para esta dos líneas será necesario realizar la correspondiente declaración de impacto. El proyecto incluye asimismo la construcción de una nueva subestación en Villallana y el desmantelamiento de la actual línea de circuito simple entre Soto de Ribera, La Pereda y Villallana, de 220 kV. Red Eléctrica incluye estas infraestructuras en el plan energético 2008-2016.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine