02 de agosto de 2009
02.08.2009

Sama-Velilla, la línea de la discordia

Los vecinos rechazan de forma mayoritaria el trazado, mientras PSOE y PP chocan en Asturias y León

02.08.2009 | 02:00

Mieres / Langreo, L. M. D.


La línea de alta tensión entre Sama y Velilla del Río Carrión, en Palencia, ha provocado, en los dos últimos años, continuas desavenencias entre los distintos partidos políticos (PP, PSOE e IU). Las disensiones han llegado incluso al seno de cada organización, que rechaza o defiende el tendido según se trate de León o de Asturias. Sin embargo, a pesar de las críticas de algunos partidos e instituciones, y de la profunda oposición vecinal a la línea, contra la que se presentaron más de 25.000 alegaciones, Red Eléctrica Española (REE) sigue manteniendo su proyecto para la autopista eléctrica, que el Principado defiende por su «interés público»


El trazado de Sama-Velilla nace en la nueva subestación eléctrica de Langreo, que se ubicará en la escombrera de La Granda, en las faldas de Santo Emiliano. Desde ahí, las torres de alta tensión atravesarán la zona de la antigua mina a cielo abierto de Mozquita-Matona hasta el cordal que divide las dos comarcas del Nalón y del Caudal, atravesando el paisaje protegido de las Cuencas por Langreo, San Martín y Laviana.


Se trata, en total, unos 16 kilómetros de trazado entre los tres concejos, que hasta el momento no han puesto ninguna traba administrativa al proyecto. A Langreo, de hecho, le favorecería la operación al trasladar la subestación eléctrica de la central térmica de Lada desde la zona del antiguo barrio del Pilar, cerca del casco urbano de La Felguera y Lada, hasta una zona más apartada.


La línea entraría en el concejo de Aller desde la zona del Navaliegu, en Laviana. Se alejaría de la zona alta del municipio yendo desde La Carbona, cerca de Orilles, hasta bajar cerca de Corigos y volver a subir hasta cerca de Murias y de La Carisa. El trazado discurriría unos 16 kilómetros por Aller, partiendo en dos su territorio. La oposición vecinal e institucional es, al contrario que en los otros tres concejos asturianos por los que pasa Sama-Velilla, total. La plataforma de afectados en Aller se formó aún antes de que en septiembre de 2007 Red Eléctrica desvelase el trazado definitivo de la línea de alta tensión.


Sama-Velilla entraría en la provincia de León a través del municipio de Villamanín, y atravesaría, entre otros, los territorios de Pola de Gordón, La Robla, La Vecilla, Cistierna o Valderrueda, más de una decena de municipios en total. Algunas de estas áreas cuenta, además, con distintas zonas protegidas, como los Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) de la Montaña Central de León y de Hoces de Vegacervera. El movimiento de rechazo vecinal hacia esta autopista eléctrica, que discurre 88 kilómetros por territorio leonés es, aún si cabe, más fuerte que en Asturias. La plataforma vecinal leonesa está dispuesta, al igual que la asturiana, a tratar de paralizar en el juzgado «o con la vida» la construcción de la línea. Desde Valderrueda, Sama-Velilla deja León y entra en la provincia de Palencia, hasta llegar a Velilla del Río Carrión, a tan sólo 3,5 kilómetros del límite provincial.


Antes de querer poner en marcha este trazado, Red Eléctrica vio como los tribunales tumbaban su primera propuesta para la línea, que atravesaba los concejos de Caso y Sobrescobio -el parque natural de Redes- y entraba a León por Mampodre. Red Eléctrica había llegado incluso a colocar las torretas de alta tensión desde Langreo a Tarna, unas obras en las que invirtió 10 millones de euros.


Si el rechazo vecinal al trazado es prácticamente unánime, no ocurre lo mismo en el ámbito político. En Asturias, el PSOE considera de «interés público» el trazado, ya que daría sentido a la planificación energética que está desarrollando el Gobierno de Álvarez Areces: regasificadora en El Musel, centrales de ciclo combinado y evacuación del excedente eléctrico a otras provincias a través de las líneas Soto-Penagos -ya desbloqueada- y Sama-Velilla. Sin embargo, el PP regional se desmarcó esta semana de la postura gubernamental y exigió a Red Eléctrica que modificase el trazado ante el brutal rechazo vecinal. En la provincia de León sí que existe unanimidad. PP, PSOE y UPL (Unión del Pueblo Leonés) repudian la línea y esta misma semana volvieron, en la Diputación Provincial, a rechazarla. Sin embargo, a nivel autonómico, su presidente, Juan Vicente Herrera (PP), sí que apoya el trazado.


En Madrid, el PSOE ha mostrado distintas posturas, aunque finalmente ha optado por no «tocar» el trazado. En las últimas elecciones, los socialistas prometieron al PSOE leonés reuniones con el presidente José Luis Rodríguez Zapatero para tratar el tema e intentar modificar la línea. Ninguno de estos encuentros se han producido hasta la fecha, lo que ha provocado una fuerte tensión en el seno del partido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve