08 de noviembre de 2009
08.11.2009

Feve sí ve futuro en el mineral

La compañía quiere potenciar el transporte de carbón, que es su principal mercancía, con la adaptación a vía estrecha de la actual línea de Pajares

08.11.2009 | 01:00
Un tren de Feve transporta carbón desde la central térmica de Soto de Ribera.

Langreo,


Pablo CASTAÑO


El carbón es un filón para Feve. El mineral sigue siendo la principal mercancía de la compañía estatal ferroviaria, que pretende ahora incrementar el negocio con la adaptación de la línea de Pajares para trenes de vía estrecha, una actuación que le permitiría competir con ventaja en el suministro de carbón de importación a centrales térmicas de Castilla y León desde el puerto de Gijón.


Buena parte de las líneas que forman la actual red de Feve fueron diseñadas es su día para transportar el carbón de las comarcas mineras (del Nalón, del Caudal y de la montaña leonesa y palentina) hacia los puertos de mar y las grandes factorías siderúrgicas. Es el caso de las líneas del antiguo Ferrocarril de Langreo (Pola de Laviana-Langreo-Gijón), del Vasco (Collanzo-Mieres-Trubia-San Esteban de Pravia) o del Ferrocarril de La Robla (La Robla-Balmaseda-Bilbao). La progresiva caída de actividad minera en Asturias, León y Palencia fue debilitando esos tráficos de carbón, pero Feve ha encontrado una nueva veta dándole la vuelta al negocio. En vez de llevar el carbón hacia la costa, ahora lo lleva del puerto a las centrales térmicas, situadas en la mayor parte de los casos al pie de las minas. El carbón que se extraía en las explotaciones asturianas y de Castilla y León es sustituido ahora, en la mayor parte de los casos, por el que llega de importación.


Durante el pasado año, Feve transportó más de tres millones de toneladas de mercancías y el 60 por ciento de ellas (concretamente 1.808.006 toneladas) eran de carbón. El mineral es la principal mercancía muy por encima de los productos siderúrgicos, arena, sosa, aluminio, dolomía, madera, contenedores y alambrón, que son los otros productos que mueve Feve por sus líneas.


Más de la mitad del tráfico de carbones de Feve (el 55 por ciento el pasado año) se corresponde con el servicio que realiza entre el puerto de Gijón y las centrales térmicas de Aboño y Soto de Ribera. HC Energía adjudicó a Feve junto con la operadora logística Trans European Transport (del grupo Suardíaz) el transporte regular de carbón de importación desde la terminal marítima de Gijón hasta las centrales de la compañía eléctrica en Asturias.


El segundo trayecto que mueve más toneladas es el que realiza Feve entre Mieres y las centrales de Aboño y Soto de Ribera. En este caso sí es carbón nacional. Se trata de la producción de Hunosa que sale del lavadero de El Batán con destino a las térmicas de HC Energía.


El resto de transportes de carbones que realiza Feve se localizan fuera de Asturias. Para Iberdrola lleva carbones de importación a la localidad palentina de Guardo (en concreto a la central térmica de Velilla del Río Carrión) desde el puerto de Santander y desde Mataporquera; para Solvay lleva mineral a Torrelavega desde el puerto de Santander; y para la Hullera Vasco Leonesa y Bergé transporta carbón a Guardo desde La Robla (León). Precisamente el pasado mes de febrero entró en funcionamiento un nuevo servicio combinado de Feve y Renfe junto con Bergé Marítima para transportar carbón desde el puerto de El Musel hasta Guardo. A través de las vías de Renfe se lleva el mineral de Gijón a La Robla y de allí Feve lo transporta hasta la localidad palentina para abastecer a la central térmica de Iberdrola en Velilla.


El negocio del carbón se centra en Asturias y Castilla y León, pero Feve no tiene posibilidad de interconectar las dos zonas (llevar el mineral de Asturias hasta Vizcaya por el corredor de la costa y desde allí hasta Castilla y León por el eje subcantábrico es inviable) y tiene que buscar alianzas con Renfe para poder competir con el tráfico por carretera. Sin embargo, las obras de la variante de alta velocidad de Pajares abren una nueva posibilidad de negocio para Feve. El presidente de la compañía, Ángel Villalba, ya anunció, en una entrevista publicada en este diario, el interés que tiene la compañía en que el actual trazado del puerto de Pajares se acondicione con un tercer raíl. La idea es que el actual trazado de ancho ibérico (1,6 metros) entre la localidad mierense de Ujo y La Robla (León) se acondicione para trenes de vía estrecha con un tercer raíl para ancho métrico (un metro) que permita el tránsito del material de Feve.


Los responsables de Feve han aportado más detalles sobre el proyecto y han precisado que la iniciativa lo que persigue fundamentalmente es potenciar el transporte de carbones de importación entre el puerto de Gijón y las centrales térmicas de La Robla y Guardo. Con el tercer hilo en el trazado de Pajares Feve podría abastecer directamente a las centrales desde El Musel y competir con los servicios ferroviarios que ya prestan Acciona Rail Service (operador privado que utiliza la red de Adif entre Gijón y La Robla para abastecer la central de Unión Fenosa en la localidad leonesa) y Renfe y con el transporte por carretera con camiones.


Feve quiere seguir siendo el tren del carbón. Al calor del mineral nacieron la mayor parte de sus actuales líneas y con él quiere atizar el crecimiento de su negocio de mercancías. La compañía sí ve futuro en el mineral.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve