30 de mayo de 2010
30.05.2010
 
El futuro industrial de las comarcas mineras
 

El viento gira contra los talleres de Duro

La fuerte caída de pedidos de aerogeneradores pone en aprietos a Felguera Melt y Construcciones Mecánicas, volcadas en fabricar componentes eólicos

30.05.2010 | 02:00
Las instalaciones del Felguera Melt.

Mieres / Langreo,


P. CASTAÑO


El viento no sopla a favor de los talleres de Duro Felguera en las Cuencas. La caída de demanda de los fabricantes de aerogeneradores ha rebajado la carga de trabajo en las plantas de Felguera Construcciones Mecánicas y Felguera Melt, inmersas en expedientes de regulación de empleo y con un futuro incierto. A principios de mes, el presidente de Duro Felguera, Juan Carlos Torres Inclan, destacaba en la junta general de accionistas como la compañía había conseguido mejorar sus resultados en plena crisis económica. En 2009 había aumentado su tesorería y la contratación, pero la buena marcha del grupo empresarial se resentía en la actividad de los talleres de fabricación, sobre todo en las filiales Felguera Melt y Felguera Construcciones Mecánicas a causa de la «drástica reducción de inversiones en energías renovables». Torres Inclán justificaba así los expedientes de regulación de empleo (ERE) en las factorías de Langreo, aplicados «para ajustarnos al mercado». Además añadía que si la situación pervivía tendrían que prorrogar los ERE «o tomar otras medidas».


Desde los comités de empresa de Felguera Construcción Mecánicas, el «tallerón» de Barros, y Felguera Melt se interpretaron las palabras del presidente del grupo empresarial como una amenaza de cierre de las plantas y denunciaron que la propia compañía las estaba dejando morir al contratar trabajos de fabricación para sus proyectos a otras empresas extrajeras mientras que los talleres propios carecían de carga de trabajo.


Torres Inclán sólo se refirió a la caída de inversiones en el campo de las energías renovables para explicar el bajón de actividad, pero es en concreto el sector eólico el que ha dejado de dar aire a los talleres. El último informe anual de la compañía lo explica con detalle. Señala, en el caso de Felguera Melt, que sufrió en 2009 un descenso del 78% de la producción de su línea de fundición motivado por la crisis internacional que ocasionó un paro del sector eólico a nivel mundial. La caída de demanda produjo un desplome de los precios de venta de hasta el 40%, con grandes presiones por parte de los fabricantes de aerogeneradores, que desviaron sus compras a países como China para abaratar los precios de sus máquinas y poder competir en el disputado y reducido mercado eólico. Felguera Melt entregó durante el primer semestre de 2009 todas las piezas comprometidas con la compañía norteamericana General Electric (un pedido que supuso el 57% de la producción del año) y a lo largo del ejercicio se produjeron varias cancelaciones de pedidos de fabricantes de aerogeneradores que hundieron las expectativas de trabajo.


Situación parecida ocurrió en Felguera Construcciones Mecánicas, donde una de las principales actividades de los últimos años era la fabricación de componentes mecano-soldados de aerogeneradores y el mecanizado de ejes, bujes, bastidores y carcasas. La compañía pudo compensar en parte de esa caída de pedidos de componentes eólicos enfocando su actividad dentro del sector energético en la fabricación de elementos para turbinas de centrales hidráulicas y en la mecanización de contenedores para el transporte de residuos nucleares.


El bajón de actividad en el sector eólico llevó a Felguera Melt a aplicar regulaciones de empleo a pesar de que la línea de vías de ferrocarril, la otra actividad principal de la filial de Duro, registró en 2009 un incremento de producción del 56% con respecto al año anterior, atendiendo pedidos de aparatos de vía para el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, (Adif), Metro de Madrid, Metro de Barcelona, Metro de Valencia, puerto de Barcelona y las compañías griegas Ergose y Atikko Metro. El sector ferroviario fue uno de los pocos que no se vio afectado por la crisis en 2009 (situación que podría cambiar este año con los recortes del Gobierno en infraestructuras) y la otra filial que tiene Duro con actividad en el sector, Felguera Rail, logró un record de producción. En concreto, en el taller de Mieres se fabricaron 635 cruzamientos de vías, principalmente para alta velocidad, y con su venta se logró mejorar los resultados del año anterior.


Por su parte, Felguera Construcciones Mecánicas centró su actividad, al margen de en el menguante sector energético, en el área petroquímica (fabricación y ensamblaje de equipos destinados a torretas de extracción de crudo y anclajes de plataformas petrolíferas), en la química (fabricación de tambores de secado) y en proyectos de investigación y laboratorios internacionales mediante la fabricación de criomódulos y posicionadores de haces de protones con fines médicos.


Felguera Construcciones Mecánicas, Felguera Melt y Felguera Rail apenas superan en conjunto los 300 empleos y suponen el grueso de la actividad de la centenaria compañía en las Cuencas después de que el grupo empresarial trasladara durante los dos últimos años a Gijón las filiales Duro Felguera Plantas Industriales, Felguera Montajes y Mantenimiento, Mompresa, Opemasa y Feresa. Hace casi un lustro, Duro tenía más de 1.100 trabajadores en los valles mineros. La mayor parte de ellos, volaron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine