07 de enero de 2011
07.01.2011
40 Años
40 Años
El desarrollo de un polémico corredor energético 

Medio Ambiente mantiene bloqueado desde hace un año el proyecto de Sama-Velilla

El Ministerio interrumpió el trámite de declaración de impacto debido a las más de 27.000 alegaciones presentadas contra la línea eléctrica

07.01.2011 | 01:00
Apoyos para la línea eléctrica en Velilla del Río Carrión, en Palencia.

Mieres del Camino,
Julio VIVAS
El Ministerio de Medio Ambiente mantiene paralizado el proyecto de la línea de alta tensión Sama-Velilla desde hace casi un año. Concretamente, el Ministerio recibió la documentación para elaborar la correspondiente declaración de impacto ambiental el 22 de enero de 2010. Desde entonces, tenía tres meses para formular el informe, pero en la actualidad el plazo se encuentra interrumpido.

La paralización vino determinada por el alto número de alegaciones presentada al proyecto que promueve la empresa estatal Red Eléctrica Española -más de 27.000- procedentes casi todas de los colectivos sociales, empresariales y políticos que conforman la plataforma contra la línea de alta tensión. Esas alegaciones fueron enviadas hace casi tres años, cuando se cerró el plazo de presentación, pero siguen sin respuesta, tal y como señaló ayer la presidenta de la plataforma leonesa contra Sama-Velilla, Camino Alonso.

Sin embargo, desde el Ministerio afirmaron que sí se habían contestado algunas de estas alegaciones, tal como había anunciado la entonces titular de Medio Ambiente, Elena Espinosa, durante una visita a León. Espinosa justificó el retraso en la contestación de las reclamaciones al argumentar que la respuesta a algunas de ellas «lleva la búsqueda y la elaboración de otros documentos, por lo que se retrasa en el tiempo». La ex ministra también se remitía a la aplicación «Sabia» de la web del Ministerio para estar al tanto de los avances en el proceso, herramienta que, en la actualidad, sigue confirmando la interrupción del plazo para la declaración de impacto ambiental de la línea eléctrica.

Estos retrasos confirman, según la plataforma contra el proyecto energético de León, «que finalmente no se va a hacer la línea, lo tenemos muy claro y nos remitimos a los hechos. El proyecto tiene más de veinte años y continúa sin pies ni cabeza». Es más, la presidenta de la plataforma cree que la paralización «se alargará al menos hasta dentro de dos años, debido a que estamos en periodo electoral, y el proyecto de Sama-Velilla tiene cada vez más detractores. Creo que tenemos la batalla ganada».

Sin embargo, la línea de alta tensión cuenta también con defensores, no sólo en el Gobierno del Principado, sino también en el mundo empresarial. Los presidentes de las Cámaras de Comercio de Oviedo y Gijón, Severino García Vigón y Luis Arias de Velasco, respectivamente, han manifestado su apoyo al proyecto al considerar que es «necesaria» la creación de nuevas infraestructuras de transporte de energía.

El proyecto de la línea eléctrica para unir las centrales térmicas de Langreo y Velilla del Río Carrio lleva más de 25 años de tramitación, un proceso durante el que se han incumplido de forma sistemática todas las fechas de ejecución que se habían fijado.

Los últimos plazos de Red Eléctrica Española fijaban la conclusión del proyecto para 2012, algo que ya se da por descartado. La ejecución material de la línea eléctrica tiene una duración estimada de entre 18 y 20 meses, siempre que las condiciones meteorológicas sean favorables. Previamente, la empresa deberá contar con la declaración de impacto ambiental, así como la autorización administrativa que se conseguirá si el informe de Medio Ambiente es positivo.

El siguiente paso para REE será elaborar el proyecto de ejecución del tendido eléctrico. Hasta ahora, lo único que está delimitado es el corredor por el que pasará la línea de alta tensión y el proyecto de ejecución es un documento mucho más detallado. En este momento, el estudio tendrá que someterse a un periodo de información pública que pasará por el Ministerio de Industria, cartera encargada de emitir una resolución al respecto. Durante ese periodo, las administraciones afectadas podrán presentar nuevas alegaciones al proyecto.

El último paso antes de la ejecución de las obras será la tramitación de la declaración de utilidad pública que permitirá la urgente ocupación de los terrenos. Aquí, al igual que para la autorización administrativa, Industria deberá emitir una resolución favorable al proyecto de ejecución. Tras desarrollarse los trabajos de construcción de la línea de alta tensión -tanto los tendidos como las torres- tan sólo quedarían pendientes los trámites de puesta en servicio para que la línea comience a transportar energía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve