20 de agosto de 2012
20.08.2012

Música al alcance de unos pocos

Eugenia Tejón y Ángel González forman el dúo «Mind Revolution», que pone las melodías a las instalaciones y performances de diversos artistas

20.08.2012 | 02:00
Ángel González y Eugenia Tejón, miembros del dúo «Mind Revolution».

Langreo,

Marta RODRÍGUEZ

Ella es profesora de música y él, de inglés. Eugenia Tejón y el lavianés Ángel González formaron hace dos años el grupo musical «Mind Revolution». Un proyecto tan arriesgado como gratificante que ya cuenta con cinco trabajos discográficos. Aunque, como aseguran, «no son discos al uso habituales del rock, porque nuestra idea no es sacar discos masivos».


El dúo apuesta por la música como una expresión más del arte y poseen multitud de colaboraciones con artistas. «Hacemos música, soundvideo y performance. Creamos la música y unos performistas actúan, también nos encargamos de la coordinación». Tejón explica que «la idea, el concepto y la música son nuestros. A veces colaboramos con los actores y en otras ocasiones somos los directores y responsables de todo». Además, también les ha ocurrido que algún artista haya recurrido a ellos con el objeto de poner sonido a su arte: «Cuando colaboramos con los artistas, seguimos todo el proceso de elaboración de la obra», relata. «Hace poco tuvimos una colaboración con Gema Ramos. Su trabajo iba ligado a su vida íntima, así que tuvimos que conocer a su familia e introducirnos en su mundo para poder representar lo que su obra pretendía».


Ambos coinciden al responder por qué se decantaron por un tipo de música menos accesible al gran público: «Cuando nos conocimos estábamos en un momento de nuestra vida distinto. Ya no teníamos veinte años para ir por los bares tocando». También aseguran ser algo incomprendidos: «La gente no entiende que sólo saquemos 50 copias de un disco sin posibilidad de reediciones». Normalmente, piden colaboración a algún artista para hacer la portada y, además, incluir alguna de sus obras en el libreto. «También hemos colaborado con poetas. Todas las ediciones son limitadas y no se pueden comprar, sino que las tienen quienes nosotros queramos», afirman. Por eso, muchos de estos discos acaban siendo regalos para sus colaboradores y amigos. Otros están disponibles en galerías o centros de arte.


«Queríamos hacer algo muy personal», comenta González. Cuentan que se conocieron a través de un blog de literatura. Y es que este arte es para ellos una fuente de inspiración. «Puede ser una obra completa, un párrafo, una simple frase o un personaje. Nos da una libertad muy grande», aseguran. Entre los últimos trabajos de «Mind Revolution» se encuentra una pieza donde las bases eran sonidos asturianos. Un hombre segando, el mar, las piedras... «con la que dimos a la música asturiana otra perspectiva más allá del folclore». De hecho, cuando presentaron este trabajo, «aprovechamos la propia naturaleza asturiana. Fue en el Botánico de Gijón y proyectamos imágenes de Eugenia sobre una figal. El movimiento de las hojas del árbol se integró en el propio vídeo y, además, se le añadían los sonidos propios del entorno».


Sobre el futuro, lo tienen claro, porque «estamos cada vez más contentos. Está complicado y no hay mucha gente que haga lo mismo que nosotros en el mundo del arte asturiano», señalan. Confiesan que «es muy gratificante poder ser los primeros en ver una obra de algún artista o seguir su proceso de producción».


A la hora de hablar de los próximo proyectos, este dúo señala que están trabajando con la artista Sandra Estrada. «También presentaremos un proyecto de videoarte en el centro de vídeo "Le Dresing" de París». Será a partir del 1 de septiembre y contarán con la colaboración del artista César Naves.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook