Mieres del Camino,

Andrés VELASCO

Tras varios meses de pruebas, el Ayuntamiento de Mieres instalará finalmente un dispositivo de control del tráfico denominado foto-rojo. Actualmente está ubicado en la calle Numa Guilhou de Mieres y solamente funciona de forma experimental, sin que se sancione a los conductores, pero dentro de unos meses, el dispositivo comenzará a ser utilizado para sancionar a todos los conductores que se salten el semáforo ubicado en ese entronque.

El Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA), publicó ayer el anuncio de la puesta en marcha del concurso para la adjudicación de dicho sistema. El plazo de entrega e instalación del sistema será de un mes y el presupuesto base de licitación, IVA incluido, es de 24.000 euros anuales, por los cuatro años que se firmará el contrato. El Ayuntamiento de Mieres se compromete asimismo a revisar anualmente el IPC al 85%. Los posibles candidatos a suministrar el servicio tendrán quince días naturales desde hoy para presentar las ofertas en la sede del Ayuntamiento.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Juan José Menéndez, explicó que el equipo de Gobierno ha comprobado la utilidad del sistema durante los últimos meses. «Una empresa nos ofreció probar el sistema y estamos comprobando que es efectivo. No se ha tramitado ninguna sanción porque el sistema está en pruebas, pero lo cierto es que son muchísimas las fotos diarias que saca el dispositivo de todos los conductores que se saltan el semáforo, y que en cuanto contratemos oficialmente el servicio, serán multados», aseguró el edil.

Además, Menéndez explicó que aunque al principio se mantendrá su ubicación en el semáforo del entronque entre las calles Numa Guilhou y Manuel Llaneza, «el dispositivo es móvil y se podría trasladar a otros puntos conflictivos».