08 de enero de 2013
08.01.2013
Un proyecto que genera controversia

Los ecologistas critican las políticas del Principado sobre la conservación del oso

La Coordinadora censura que el Gobierno pretenda mejorar el corredor de animales del Huerna a la vez que permite la apertura de una mina en Lena

08.01.2013 | 01:00
Una de las pistas forestales reparadas durante la primera fase del proyecto del corredor del oso pardo.

Pola de Lena,


C. M. BASTEIRO


La ejecución del proyecto de mejora del corredor osero por el Huerna, financiado con una partida de 1,4 millones de euros del Ministerio de Medio Ambiente, y coordinado desde el Principado de Asturias, aún no ha comenzado a ejecutarse pero ya ha generado polémica. La Coordinadora Ecoloxista d´Asturies ha señalado que la actitud del Gobierno regional en la conservación del oso pardo es «contradictoria». El portavoz del colectivo ecologista, Fructuoso Pontigo, explicó que «mientras que se invierte en actuaciones millonarias para ayudar al tránsito de ejemplares entre poblaciones, también se da luz verde a ciertos proyectos que espantarán a los osos del concejo de Lena».


El responsable de la Coordinadora hizo estas declaraciones días después de que el director del parque de Las Ubiñas-La Mesa, Manuel Calvo, anunciara que la ejecución de la actuación comenzará a lo largo de este mes. «Anunció ese proyecto millonario en el mismo lugar donde el Principado proyecta la apertura de una mina», explicó Pontigo refiriéndose al proyecto de Mina Julita. El ecologista señaló que «los plantígrados no se acercan a un lugar donde perciben a los humanos y, como es de imaginar, una mina no pasa desapercibida para estos animales».


El portavoz de la Coordinadora Ecologista también hizo referencia al proyecto de la línea Sama-Velilla. «El Principado no tiene previsto hacer nada para frenar esta actuación que pasará por el concejo de Aller, otro de los municipios que forma parte del Corredor del Oso Pardo». Fructuoso Pontigo también mostró sus dudas sobre la eficacia del proyecto que se emprenderá en el Huerna, puesto que «otros trabajos similares no han dado ningún buen resultado».


La actuación de mejora del paso osero incluye una reforestación con árboles frutales que, además de mejorar la flora, favorecerá la alimentación de los plantígrados. Además se hará una limpieza integral en la zona para eliminar la maleza y facilitar el tránsito entre las poblaciones. Por el momento, la Consejería de Agroganadería del Principado de Asturias aún no ha dado la fecha definitiva para iniciar la ejecución de la segunda fase del proyecto.


Y es que la iniciativa, cuyo objetivo es mejorar la calidad del hábitat del oso en los montes de Pajares para favorecer la dispersión de las poblaciones de oso cantábrico y lograr un intercambio genético entre miembros de las dos áreas ocupadas al este y al oeste de las Cuencas, lo que permitirá acelerar el proceso de recuperación de la especie, ya se ha concluido en su primera fase. Los trabajos consistieron en la tres abrevaderos de hormigón revestidos de piedra, además de la reparación de pistas ganaderas mediante la construcción de un vadeo de hormigón armado para salvar un arroyo y restablecer el paso de vehículos ganaderos. Por último, el Ayuntamiento de Lena, respondiendo a las demandas de los ganaderos y con el objeto de evitar que el ganado salga del Monte de Torcellano y Matarredonda y llegue hasta la carretera nacional N-630, ha ejecutado un paso canadiense en la Carretera LN-13 una vez conseguidas las autorizaciones correspondientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook