Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Langreo entra en la red de municipios laicos

El arcipreste del Nalón afirma que el acuerdo del Ayuntamiento no respeta la Constitución, que refleja que el Estado es aconfesional

La imagen de la Virgen del Carbayu que hay en el Ayuntamiento.

La imagen de la Virgen del Carbayu que hay en el Ayuntamiento. F. RODRÍGUEZ

El Ayuntamiento de Langreo se une a la red nacional de municipios por un Estado laico. El gobierno local, formado por IU y Somos, junto con el PSOE y Ciudadanos, votaron a favor de la medida, que fue rechazada por el PP. Esta moción, que fue presentada por el ejecutivo

En la Carta Magna se alude, señaló, a que "es un Estado aconfesional y no es equiparable a un Estado laico". El artículo 16 recoge: "ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones". El problema, indicó Pravos, "no es si quitan una imagen religiosa, que se puede trasladar a otro sitio, es que se quiere hacer creer a la sociedad que un Estado laico es igual que uno aconfesional".

Entre los acuerdos adoptados por todos los grupos, con excepción del PP, figura que en los espacios de titularidad pública que dependan del Ayuntamiento "no existirá simbología religiosa, salvo aquella que signifique un bien patrimonial e histórico especialmente contrastado". El Alcalde, preguntado por si se procederá a la retirada de la imagen de la Virgen de El Carbayu, patrona del concejo, que se encuentra en la casa consistorial, señaló que "tendremos que analizarlo con la sensibilidad necesaria" y que para llevarse a cabo tendrá que tratarse primero con los representantes de la Iglesia y afectados. "Los cambios no se hacen provocando escándalos", dijo.

El acuerdo incluye que el Ayuntamiento no promoverá ritos ni celebraciones religiosas y que no se facilitará suelo público ni exenciones fiscales municipales para la instalación de infraestructuras o realización de actividades a ninguna confesión religiosa. También se elaborará un censo sobre sus propiedades para el pago del IBI y se velará "por la laicidad de las enseñanzas impartidas en los itinerarios oficiales". El Consistorio facilitará, según la moción, que se puedan celebrar las ceremonias civiles. De la moción se retiró uno de los puntos, el que hacía referencia a que los miembros de la corporación no participasen "en función de su cargo en manifestaciones religiosas", al mostrar su disconformidad el PSOE y Ciudadanos y reflejar la secretaria municipal que era de dudosa legalidad.

El arcipreste del Nalón indicó que el acuerdo va contra "sentimientos y expresiones populares que no hacen daño a nadie". Considera que detrás existen "otras intenciones de fondo" y reclama "libertad y respeto" para los ciudadanos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats