Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Adaro recibirá 3,6 millones por los servicios que presta a la sanidad regional

El centro firma un convenio con el Principado hasta final de año para ofrecer atención especializada de larga estancia y realización de pruebas

El Sanatorio Adaro, visto desde el paseo mitológico de Langreo. FERNANDO RODRÍGUEZ

El Sanatorio Adaro de Langreo recibirá 3,6 millones de euros del Principado para financiar la prestación de servicios que realiza al sistema sanitario asturiano. El convenio entre el Sespa (Servicio de Salud del Principado de Asturias) y la fundación que gestiona el Adaro estará vigente hasta finales de este año.

El principal servicio que presta el Adaro al Sespa es el de centro de convalecencia, como apoyo de atención especializada para los pacientes que sean remitidos desde, principalmente, las áreas sanitarias VIII (valle del Nalón) y VII (comarca del Caudal), aunque pueden llegar desde cualquier punto de la región.

El Santatorio, tal y como suscribe el convenio con el Principado, cuenta con 138 camas en funcionamiento: 35 para unidades específicas, 91 para recuperación funcional y media estancia, 8 para estancias de larga duración y 4 para atención psicosocial. Entre los equipamientos con los que cuenta el centro se encuentran dos mamógrafos, una sala convencional de rayos "X", un equipo portátil de rayos "X" y dos ecógrafos. Los servicios que ofrece a la sanidad asturiana son los de análisis clínicos, cuidados paliativos, farmacia hospitalaria, unidad de larga estancia y de convalecencia especializada en geriatría, unidad de oftanmología, radiodiagnóstico (incluyendo la unidad de detección precoz del cáncer de mama) y una unidad de rehabilitación y atención psicosocial dentro de su área de Salud Mental. Además, ya sin concertar, el Adaro tiene actividad relacionada con la medicina del trabajo. En el Adaro trabajan 130 personas, de las cuales 101 pertenecen al personal sanitario.

El convenio establece además los precios a pagar por los servicios realizados desde el Sanatorio Adaro. Así, las 91 plazas de alojamiento y asistencia especializada para personas mayores se pagarán 1.382.183,72 euros. Por la unidad de hospitalización (convalecencia) se realizará un abono de 1.777.330,5 euros. El documento estima que, entre este mes de abril y el final de año se producirán alrededor de 330 procesos de convalecencia en la instalación. La unidad de alojamiento y atención psicosocial, con ocho pacientes al mes, tendrá un coste de 181.000,98 euros. Está previsto realizar 3.525 mamografías, con un coste de 90.275,25 euros, a las que se estima que hay que añadir otras 113 pruebas relacionadas con este servicio, valoradas en 5.840,97 euros. La dispensación farmacéutica de la unidad de larga estancia cuesta 148.967 euros, y las consultas oftanmológicas de refracción (con 1.146 pacientes estimados) costarían 28.214,52 euros.

Más de cien años

El Sanatorio Adaro cuenta con una trayectoria de más de cien años de historia. Su actividad comenzó en febrero de 1914, como hospital construido por Duro Felguera e impulsado por Luis Adaro y Magro. Desde 1929 se especializó en la atención sanitaria a los mineros. Pasó a manos de Hunosa en 1967, y en 1996 nació la fundación que lo gestiona actualmente. Durante muchos años, con el doctor Vallina, fue un referente nacional en lo relacionado a las técnicas de rehabilitación.

Compartir el artículo

stats