Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ningún médico quiere cubrir los cuidados paliativos de la zona del Caudal

Sanidad dice que en toda España no ha encontrado facultativos que quieran el puesto

El centro de salud Sur de Mieres.

El centro de salud Sur de Mieres. FERNANDO GEIJO

La gerencia del área sanitaria VII (Mieres, Aller y Lena) está trabajando para que el servicio de cuidados paliativos, del que dependen casi 40 pacientes, recupere la normalidad la próxima semana. Tras las quejas de los familiares de los enfermos debido a que la unidad lleva unos tres meses sin

Si los 39 enfermos, la mayoría terminales, que actualmente dependen del servicio comarcal de cuidados paliativos llevan muchas semanas sin médico es debido a que ningún profesional ha querido ocupar esta bacante. Un trabajo que conlleva desarrollar un trabajo de enorme responsabilidad y que presenta connotaciones muy especiales, que emanan de las estrechas relaciones personas que en esta unidad en concreto se establecen entre médico y pacientes. La gerente del área, Begoña de Poo, destacó ayer que se trabaja en el proceso de sustitución "desde el primer día". De hecho, expuso que la administración acudió inicialmente a la lista de demandantes, constatando que no había ninguno. Ante este contratiempo, la respuesta fue abordar una convocatoria pública de empleo. De nuevo el llamamiento quedó sin respuesta. Ni a nivel regional, primero, ni luego en el marco nacional, apareció ningún médico interesado en el trabajo.

A los profesionales no les sorprende que ningún facultativo quiera asumir un trabajo que "impone gran respeto". En este caso hay que destacar que no se trata del acceso a una plaza fija, sino de una sustitución temporal por un tiempo, en principio de varias semanas, concretamente hasta que concluya la excedencia solicitada por el titular de la plaza. Las explicaciones de la administración sanitaria, pese a todo, no convencen a los afectados. Los portavoces de las familias de los pacientes que dependen del servicio pidieron ayer que se mejoren las condiciones de contratación del personal: "No hemos tenido acceso al contrato que se oferta, pero hasta donde sabemos el sueldo es bastante bajo, de unos mil euros, por lo que es lógico que un médico de fuera de la región no quiera venir a cubrir un territorio tan extenso en una condiciones poco ventajosas y con una exigencia asistencial tan alta".

Pese a la, hasta ahora, imposibilidad de contratar a un médico sustituto, la gerencia del área recalcó ayer que el servicio de cuidados paliativos se mantiene operativo en la comarca. Además de la enfermera especializada, Begoña de Poo señalo que la atención a estos enfermos se está viendo reforzada por los facultativos de atención Primaria: "Es una realidad que en estos casos existe una situación patológica que hace a los pacientes muy dependientes del servicio del médico, por lo que desde el área de atención Primaria se está mantenimiento una especial atención desde los centros de salud, incluso desde el propio hospital".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats