Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Junta, de forma unánime, exige al Gobierno que abra el Stephen Hawking

Todos los grupos, incluido el PP, reclaman que programe la inversión necesaria para el centro de discapacitados de Barros

El centro de discapacitados de Barros.

El centro de discapacitados de Barros. J. R. SILVEIRA

La petición al Gobierno central de la financiación necesaria para que el centro de referencia estatal para personas con graves discapacidades neurológicas "Stephen Hawking" de Langreo entre en funcionamiento ha puesto de acuerdo a todos los grupos de la Junta General. La propuesta presentada por el PSOE en el debate de orientación política celebrado en el parlamento asturiano esta semana fue respaldada por unanimidad.

El Partido Popular, el partido que gobierna en España, sumó sus apoyos al grupo socialista, Podemos, Izquierda Unida, Foro y Ciudadanos para reclamar al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad que "programe las inversiones necesarias" para abrir el centro de discapacitados de Barros. En el edificio se han ejecutado en los últimos meses diversos trabajos para solucionar varios desperfectos. Entre ellos se encontraba la rotura, en al menos cuatro puntos, de la canalización principal del saneamiento del centro. Unos desperfectos que elevaron hasta los 2,2 millones de euros el dinero invertido para rematar las obras, ejecutadas por la empresa pública Tragsa. Según la última previsión trasladada por el Gobierno central el equipamiento se pondrá en marcha antes de que concluya este ejercicio, algo que es improbable que ocurra.

Antes será necesario que las Cortes aprueben una ley específica sobre los contenidos, prestaciones, gestión y medios técnicos y humanos del nuevo equipamiento. Así lo aseguró el pasado verano el ejecutivo local (IU-Somos). El centro de referencia estatal para personas con graves discapacidades neurológicas "Stephen Hawking" lleva en obras desde 2009. Fue concretamente en diciembre cuando comenzaron los trabajos, que tenían un plazo de ejecución fijado de 24 meses.

Las obras tenían, por tanto, que estar finalizadas a finales de 2011. Pero se han sucedido varios parones motivados, entre otras causas, por la entrada en concurso de la constructora y la necesidad de redactar modificados de obra. Tras los sobrecostes, el gasto del complejo alcanzará los 15,7 millones.

Compartir el artículo

stats