Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La calidad asistencial en la comarca

Una sanidad casi sin queja

El área médica del Caudal recibió 120 reclamaciones entre las más de medio millón de intervenciones y consultas que se realizan al año

Un sanitario ayuda a una paciente a utilizar la máquina de citaciones del Álvarez-Buylla.

Un sanitario ayuda a una paciente a utilizar la máquina de citaciones del Álvarez-Buylla. J.R. SILVEIRA

El área sanitaria VII (la correspondiente a la zona del Caudal) tiene buena nota entre sus pacientes. O al menos, un alto grado de satisfacción. "Es evidente que estamos preocupados y trabajando por disminuir las demoras al máximo, pero tampoco podemos olvidar la calidad asistencial y la satisfacción de los pacientes", aseguró Begoña de Poo, gerente del área sanitaria. "Nos estamos centrando mucho en esos aspectos y los resultados parece que están siendo buenos".

Y prueba de ello es que en el área sanitaria, que comprende los concejos de Mieres, Aller y Lena, se realizan al año más de 500.000 actos clínicos: consultas médicas, de enfermería, pruebas, intervenciones, curas, operaciones... En este 2016, la gerencia ha recibido poco más de un centenar de reclamaciones (120), lo que supone apenas un 0,02 por ciento del total. "Es una de las formas que tenemos de medir la calidad asistencial, y el nivel que hay en Mieres no se puede comparar con el de otras áreas", señaló la responsable sanitaria. De Poo explicó que las quejas se reparten a partes iguales entre la Atención Primaria (centros de salud, ambulatorios y consultorios) y el hospital. "La mayoría son a cerca del trato personal de médicos hacia los pacientes o sobre normativas", indicó la gerente, para agregar que solamente cinco de las sesenta quejas presentadas en el hospital Álvarez-Buylla se han referido a listas de espera o demoras quirúrgicas.

El proceso que se sigue cuando un paciente presenta una reclamación es abrir una investigación y un estudio por parte del equipo directivo del área sanitaria, que además de la propia gerente, lo componen Ana Gemma García (directora de Gestión de Cuidados y Enfermería), Alejandra Fueyo (directora de Atención Sanitaria y Salud Pública), Elena Garzo (directora Económica) y Pía Giménez (directora del Hospital Álvarez Buylla). "El objetivo es llegar a no tener quejas ni reclamaciones", aseguró De Poo, que no obstante indicó que "todas las sugerencias o críticas constructivas que nos ayuden a mejorar son bienvenidas y estaremos encantados de recibirlas".

La entrada en servicio del nuevo Álvarez-Buylla hace dos años ha permitido una mejora sustancial en los servicios que se ofrecen a los pacientes. Además de contar con algunas áreas más en Mieres, como la hemodiálisis, que en apenas un año ha logrado mejorar la calidad de vida de una treintena de pacientes, también se ha profundizado en tratamientos ambulatorios para que los usuarios pasen el menor tiempo posible en el hospital. De hecho, más de la mitad de las intervenciones quirúrgicas que se han realizado durante el presente 2016 en el área sanitaria han sido ambulatorias, es decir, que no han precisado el ingreso del paciente, que ha recibido el alta a las pocas horas de la intervención. En apenas dos años, este tipo de operaciones ha pasado de suponer la cuarta parte del total, a superar ya la mitad de las operaciones que se realizan en el Caudal.

Compartir el artículo

stats