15 de enero de 2017
15.01.2017
La Nueva España
La actividad de la instalación cultural de La Nueva

El ecomuseo de Samuño reabrirá en marzo con nuevos gestores y la misma plantilla

La adjudicataria que reemplace a Tragsa deberá subrogar a los seis trabajadores del equipamiento y podrá ampliar la temporada turística

15.01.2017 | 02:05
Visitantes del ecomuseo de Samuño, en la estación de El Cadavíu, el pasado mes de diciembre.

El Ayuntamiento de Langreo ha reiniciado el procedimiento para contratar a una empresa que se haga cargo de la gestión del Ecomuseo Minero Valle de Samuño desde esta temporada. Sustituirá a la empresa pública estatal Tragsa, que se ha ocupado del equipamiento turístico desde su apertura, en junio de 2013. El proceso tuvo que ser paralizado al existir deficiencias en la tramitación y en su reanudación se ha incluido la subrogación de los seis trabajadores que forman parte de la plantilla actual. Los servicios jurídicos no daban de paso previamente esta medida aunque finalmente será posible tras analizar el recurso presentado por CC OO, sustentado en un fallo judicial que refleja una situación similar.

Las empresas interesadas en explotar las instalaciones tienen de plazo hasta el 30 de enero para presentar sus ofertas. El contrato se firmará por dos años prorrogable por periodos de un año hasta un máximo de dos. El Ayuntamiento vincula la aportación municipal que abonará a la empresa que se encargue de la gestión del ecomuseo al número de visitantes del equipamiento. La cantidad que abonará el Consistorio será de 80.000 euros anuales pero esta cifra irá descendiendo progresivamente si el número de visitantes no llega a los 28.000. Además, si el ecomuseo supera esas entradas vendidas, la empresa concesionaria percibirá el 50% de los ingresos de taquilla y el otro 50% será para el Ayuntamiento, que lo destinará a inversiones o a promoción del equipamiento. La empresa recibirá la recaudación de la venta de las entradas, del bar y de la tienda de souvenirs.

La subrogación de los trabajadores de la actual plantilla es la única modificación incluida en el pliego de condiciones del concurso, que establece un número mínimo anual de 152 días de apertura comprendidos entre el 1 de marzo y el 31 de octubre. En julio y agosto no cerrará ningún día y en el resto de los meses de apertura se tendrá que fijar una jornada a la semana para visitas de grupo previamente concertadas. El calendario elaborado por el Consistorio es similar al puesto en marcha en las últimas temporadas en el ecomuseo aunque el adjudicatario puede proponer una ampliación. Las empresas que propongan una reducción en el precio a abonar por parte de la administración sumarán puntos así como la propuesta de explotación, el plan de mantenimiento o las actividades y servicios complementarios que se pretenden realizar en el equipamiento y con otras instalaciones del municipio y su entorno.

El Consistorio ha fijado también las tarifas que estarán vigentes en el ecomuseo. La entrada será de 10 euros, que se reduce a 4 euros para los niños de 4 a 11 años. Existe también un precio reducido, de 5 euros, para pensionistas, titulares del carné de estudiante o carné joven y desempleados. También se establecen entradas familiares, para grupos y escolares.

El ejecutivo municipal ha decidido apostar por "un cambio de filosofía", que se unió a las "dificultades normativas para contratar a una empresa pública como Tragsa", señaló. Por eso, recurre a un concurso para adjudicar la gestión del ecomuseo minero, que en la última temporada abrió por primera vez una semana en diciembre, llegando al lleno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído