20 de enero de 2017
20.01.2017
La Nueva España

Somos critica al gobierno lavianés por no contar con los vecinos al proyectar el nuevo aparcamiento

El Ayuntamiento renuncia a la obra al no lograr la autorización del propietario del terreno

20.01.2017 | 11:47
La zona próxima al terreno donde se pretendía ubicar el nuevo aparcamiento en Pola de Laviana.

Somos Laviana critica al gobierno local por "no contar en ningún momento con la opinión de los vecinos de la zona" próxima a los terrenos en los que pretendía construir un aparcamiento con más de 100 plazas. Esos residentes eran "contrarios" a la obra, como se puso de manifiesto en la reunión a la que fue invitada la formación, asegura.
El Ayuntamiento ha renunciado a este proyecto que se iba a desarrollar en Pola de Laviana, en las proximidades del tanatorio, al no disponer de la autorización de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, que es la propietaria de los terrenos. Somos indicó, en respuesta a las declaraciones realizadas por el ejecutivo municipal, que votó a favor del plan de inversiones con cargo al remanente. Sin embargo, llama la atención sobre que esta votación "se hizo en bloque", e incluía 39 obras, "la mayoría necesarias", por lo que la formación que tiene como portavoz a Unai Castaño votó a favor.
Pero, añade, votar a favor de este plan inversor "no implica dar un cheque en blanco" al ejecutivo municipal, por lo que cuando surjan dudas o reclamaciones sobre algún proyecto "Somos es independiente para modificar su postura y eso no implica falta de coherencia sino todo lo contrario". "Velar por el dinero de los ciudadanos y su correcto uso es ser coherentes con nuestro programa y nuestros vecinos", explica la formación, que denuncia asimismo que el gobierno local no les ha facilitado el acceso al expediente del aparcamiento a pesar de que fue solicitado el 10 de enero y "tenía un plazo de cinco días para contestar".

Recogida de firmas

Somos comenta además que "aún hay propietarios de las fincas que no han cobrado por la expropiación y que en el PERI (Plan Especial de Reforma Interior) de esa zona, esos terrenos tenían como uso "Zona Verde" y, por tanto, no se podían destinar a plazas de aparcamiento". También niega que haya iniciado una recogida de firmas para oponerse al proyecto, asegurando que fueron los vecinos los que tomaron esta decisión.
Este partido considera que cuando una iniciativa municipal tiene un "rechazo tan claro y contundente por parte de la mayoría de los vecinos afectados" tiene que ser "obligación del gobierno municipal escuchar sus reivindicaciones y propuestas y actuar en consecuencia, llegando si fuera necesario a dar marcha atrás".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído