Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Ruta de las Reliquias contará con un inventario de sus enclaves etnográficos

El Principado, a petición de los ayuntamientos, catalogará las fuentes, molinos, lavaderos y puentes de la senda entre Oviedo y el Monsacro

Participantes en la marcha al Monsacro organizada el pasado mes de octubre.

Participantes en la marcha al Monsacro organizada el pasado mes de octubre. JULIÁN RUS

La dirección general de Patrimonio elaborará un informe técnico sobre los elementos etnográficos que armonizan la denominada "Senda de los 20.000 pasos", que une el Monsacro con la Catedral de Oviedo. Se trata de una petición expresa de los ayuntamientos de Morcín, Oviedo y Ribera de Arriba. Estos tres consistorios, en especial el primero, llevan años pelando por articular un gran proyecto turístico vinculado a las capillas que coronan el monte, iniciativa que recientemente recibió un gran espaldarazo al constituirse la plataforma de Amigos del Monsacro, vertebrada por más 50 colectivos asturianos.

El objetivo del citado entramado político y civil es articular una gran ruta que una Oviedo y el Monsacro. La también conocida como Ruta de las Reliquias tiene su punto débil en la ascensión al monte, ya que el viejo camino se encuentra en muy mal estado, con varios tramos incluso considerados peligrosos para senderistas poco avezados. Así, los ayuntamientos de Morcín, Ribera de Arriba y Oviedo asumen que será necesario abordar una actuación para mejorar los accesos. El primer paso será contar con un informe etnográfico sobre todo el entorno de la ruta.

"El trayecto está salpicado de numerosos molinos de agua, fuentes, lavaderos y puentes que necesitamos inventariar para conformar un proyecto globalizador que aumente el atractivo de la ruta", destacó ayer el alcalde de Morcín, Jesús Álvarez Barbao. El regidor estima que la unión de la Catedral de Oviedo con el Monsacro a través de la relación de ambos con las Santas Reliquias es un iniciativa con un enorme potencial: "Hablamos de un escaparate con un gran atractivo cultural , etnográfico, gastronómico y también religioso, lo que unido puede ser u importante recurso", apuntó Barbao.

Las reliquias del Arca Santa estuvieron resguardadas bajo tierra durante la invasión musulmana en el pozo de Santo Toribio, ubicado en la ermita octogonal del Monsacro, hasta ser trasladadas a principios del siglo IX por el rey Alfonso II a la catedral de Oviedo. La elaboración del un informe etnográfico sobre la ruta es la segunda medida concreta que se abordará para dar un impulso a una iniciativa que llevaba muchos años aletargada. El primero fue la constitución de la ya citada plataforma de Amigos del Monsacro. Este colectivo recién nacido pretende que las administraciones se impliquen tanto en la promoción como en el desarrollo y señalización de la ruta. También se va a tratar de dar visibilidad al proyecto, con diferentes actividades con las que se pretende fortalecer el respaldo vecinal y social al proyecto.

La primera actuación promovida por la plataforma fue una exitosa marcha que se celebró el pasado mes de octubre con la participación de más de 200 personas. El colectivo, constituido en septiembre con la adhesión de cincuenta instituciones de toda Asturias para la promoción de la ruta, cuenta entre sus impulsores con el colaborador de LA NUEVA ESPAÑA Fernando Delgado. En total, el recorrido entre el centro de Oviedo y la cima del Monsacro conforma un atractivo recorrido que se prolonga a lo largo de 22 kilómetros. El objetivo de los tres ayuntamientos implicados, a los que pronto podría unirse también Quirós, y del movimiento asociativo es acometer la señalización de la ruta, con la colocación de paneles informativos y diferentes infraestructuras. El proyecto culminaría con el arreglo del antiguo camino de acceso a las capillas, permitiendo incluso el posible acceso rodado para vehículos autorizados.

Compartir el artículo

stats