Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La búsqueda del carbón limpio

La planta de captura de CO2 de Hunosa prolongará su vida con un plan europeo

Los dos proyectos experimentales desarrollados en La Pereda se integrarán en otros similares de la UE, mientras agoniza el de Ponferrada

La planta piloto de captura de CO2 de La Pereda. J. R. SILVEIRA

Hunosa solicitará la inclusión de la planta piloto de captura de CO2, instalada en la central térmica de La Pereda, en un proyecto junto a otras instalaciones de este tipo en toda Europa. Se trata de una nueva actuación para afianzar el buen funcionamiento de esta planta pionera, inmersa actualmente en el Proyecto CaO2 y en el Proyecto "Flexical". Todos los programas tienen el objetivo de conocer cuáles son las condiciones idóneas para llevar a cabo la combustión y la captura de CO2: lograr una mayor captación de gases y a mejores precios. Es la carrera definitiva en la búsqueda del "carbón limpio". Mientras el proyecto asturiano evoluciona favorablemente, el Centro de Desarrollo de Tecnología de Captura de CO2 de la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden) está agonizando. Esta instalación, ubicada en el Bierzo (León), fue la primera planta del mundo en capturar CO2 a nivel semi-industrial. Ahora, según denuncia el comité de empresa, "se está dejando morir".

Esa magnitud de la planta de Ciuden, que la puso en el mapa internacional, puede ser una de las razones que ahora parece empujarla a la desaparición. La planta de La Pereda tiene una menor dimensión y disposición de abastecimiento eléctrico propio, condiciones que reducen los costes de investigación. Los portavoces del comité de empresa de la Ciudad de la Energía, sin embargo, afirman que hay un "claro interés político" en acabar con la actividad en el Bierzo. El expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero fue el máximo impulsor de la instalación, llamada a ser un referente internacional.

En La Pereda, la actividad no cesa. De hecho, en este momento están en marcha dos proyectos pioneros. El Proyecto CaO2, "Captura de CO2 por carbonatación-calcinación con condiciones extremas de oxicombustión en el calcinador", ha tenido una duración de tres años y está previsto que termine el próximo junio. Según explicaron ayer desde la hullera estatal, "consiste en variar las condiciones del aire en la combustión para analizar el comportamiento y los resultados de captura". La de La Pereda es la única planta del mundo que ha llevado a cabo el proceso de combustión y captura con un noventa por ciento de oxígeno en aire. También ha logrado operar durante unas 700 horas de manera estable, alcanzando así las 150 horas de operación con captura del gas.

Analizado el proceso de combustión en situaciones extremas, el Proyecto "Flexical" ("Desarrollo de centrales térmicas de carbón adaptables a la demanda eléctrica con captura de CO2 por carbonatación calcinación") estudia el comportamiento de la captura cuando la central cambia su régimen de producción. Es decir, se estudian los resultados del proceso en fases de aumento y reducción de la producción de la central: cuando pasa de producir 100 megavatios a 350 megavatios, o al revés. "Hay centrales que tienen unos márgenes de flexibilidad en la producción muy grandes y el proceso de captura debe ser adaptado a esas variaciones", informaron desde Hunosa. El Proyecto "Flexical" empezó en julio de 2016 y se prolongará por tres años. Según la hullera estatal, "La Pereda se centrará en esta investigación de forma más exhaustiva cuando acabe la actual fase de investigación". El plan terminará, por tanto, en 2019.

El nuevo paso que dará ahora la hullera pública permitirá incluir la planta de La Pereda en un proyecto de alcance europeo, lo que se traduce en un análisis aún más pormenorizado del proceso y la búsqueda de tecnologías que optimicen la captura de CO2 y sus resultados. Hunosa tiene la intención de presentarse al programa y, por eso, "se está trabajando en la documentación para poder optar al proyecto en un año o dos". El desarrollo del programa se extenderá hasta 2020 o 2021, dependiendo del plazo de presentación.

No será la primera vez que la planta de La Pereda participa en un proyecto europeo. La instalación desarrolló también programas de investigación como CaOLing, finalizado en 2015 y financiado por la Comisión Europea a través del Séptimo Programa Marco. También ha acometido el proyecto "Ecolocal", subvencionado por el Principado de Asturias, y Recal, financiado por Europa a través del RFCS (Research Fund for Carbon and Steel).

Hunosa y Endesa culminaron la construcción de la planta de La Pereda en el año 2011. El proyecto estuvo subvencionado dentro del Séptimo Programa Marco Europeo, con un presupuesto de 6.8 millones de euros. La captura de CO2 es una tecnología demandada por la Unión Europea para conseguir el denominado "carbón limpio": un carbón cuya combustión resulte menos nociva para el medio ambiente, a través de la captura y el almacenamiento de los gases emitidos durante el proceso.

De hecho, los resultados que se obtienen del funcionamiento de los proyectos de investigación, como los que se desarrollan en la planta experimental de La Pereda, son decisivos en las negociaciones con Europa para definir el futuro del sector.

Compartir el artículo

stats