Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Universidad está dispuesta a investigar los daños en acuíferos por la Variante

Los vecinos denunciaron ante la UE el secado de manantiales "Si ha ocurrido, hay que estudiarlo en profundidad", afirma el Vicerrector

María Jesús Álvarez, José Ramón Obeso y el investigador Tomás Díaz, en el salón de actos.

María Jesús Álvarez, José Ramón Obeso y el investigador Tomás Díaz, en el salón de actos. J. R. SILVEIRA

La Universidad de Oviedo reclama una mejor conservación y cuidado de los humedales en la región, especialmente los incluidos en la Red Natura 2000. Es el caso del parque natural de las Ubiñas-La Mesa, una zona en la que los vecinos han denunciado ante la Unión Europea el secado de varios acuíferos por las obras de la Variante de Pajares. "Si hay algún indicio de que esto haya sido así, hay que estudiarlo en profundidad", afirmó ayer el Vicerrector de Investigación de la Universidad de Oviedo, José Ramón Obeso. El cuidado de estos espacios naturales, de gran riqueza ecológica, fue uno de los puntos a tratar en la jornada de trabajo organizada ayer en el edificio de investigación del campus de Mieres, enmarcada en los actos del Día Mundial de los Humedales.

La consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez, fue la encargada de inaugurar las jornadas. Según explicó "los humedales son unos espacios singulares de gran valor ecológico y medio ambiental". "El enfoque que le queremos dar este año, en el Día Mundial de los Humadales, es el importante papel que juegan en la propia salvaguarda y ante catástrofes naturales", añadió. En este sentido, destacó que "a veces conviene recordar que las cosas que hace el hombre tienen siempre sus consecuencias, por lo tanto merece la pena que pongamos el foco en ellos e incrementemos nuestro compromiso".

Daños provocados por los humanos es lo que denuncian los vecinos de Lena en las Ubiñas. José Ramón Obeso destacó, no obstante, que "la tendencia natural de los lagos de montaña es colmatarse y desaparecer". No obstante, la desaparición por la perforación de los túneles de la Variante "podría ocurrir, pero no tenemos ninguna certeza científica de que haya sido así porque aún no se ha analizado". "Si hay algún indicio de que eso sea así, eso habría de estudiarse, porque no se puede consentir que algo así ocurriera y hay que tomar las medidas necesarias". "No obstante, es una mera hipótesis de trabajo", matizó el responsable de la Universidad de Oviedo.

Donde sí han trabajado ya, a través del centro de investigación Indurot, es en el parque nacional de Picos de Europa. Allí, junto otros 24 enclaves de la Red Natura 2000 (en Galicia, Asturias, Castilla y León, País Vasco y Navarra), se ha desarrollado el proyecto europeo "Tremedal". El objetivo fundamental del programa es la conservación de humedales, especialmente de turberas. También es socio del proyecto el Jardín Botánico de Gijón.

Los resultados aún no son definitivos, pero hay dos cuestiones clave. Según explicó Obeso, "hay que establecer cercados para saber cuál es el efecto del pastoreo en estas zonas y la recogida de germoplasma vegetal (semillas y material vegetal) que estará conservado en el banco de germoplasma vegetal de Asturias".

Son necesarios más proyectos como éste. "El dato crucial es que en el siglo XX, acabamos con el 64 por ciento de todos los humedales del mundo. No lo hemos hecho muy bien", señaló el director del Indurot, Jorge Marquínez. El experto destacó que "cambiar el modo de actuar ya no es algo conveniente, es algo imprescindible". Preguntado sobre la posible afección de las obras de la Variante en las Ubiñas, fue contundente: "Con carácter general, sólo se afrontan los problemas que se conocen. El primer paso es tener un buen diagnóstico, pero esto es con carácter general". "Lo que sí estoy seguro es que ese no es el único caso en el que hay problemas, no sé si los hay o no y en qué magnitud, pero los problemas están muy extendidos. Estamos rodeados de problemas de contaminación y de problemas de desecación de humedales que requieren de una respuesta", añadió.

Es por eso que la organización de la jornada tuvo unobjetivo de concienciación y también didáctico. La directora de la Escuela Politécnica de Mieres valoró muy positivamente este tipo de actividades "que suponen una alternativa a las clases". "Quizás este es un tema que no tratan tan de lleno, pero son conscientes de que es un problema que existe", afirmó. Además, está satisfecha de que el campus de Mieres haya formado parte de un programa internacional por el Día Mundial de los Humedales.

Compartir el artículo

stats