Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 16% de la población de la comarca, 23.139 vecinos, tiene alguna discapacidad

Las asociaciones piden más plazas residenciales y de centro de día especializadas, favorecer los pisos accesibles y abrir el "Stephen Hawking"

El 16% de la población de la comarca, 23.139 vecinos, tiene alguna discapacidad

El 16% de la población de la comarca, 23.139 vecinos, tiene alguna discapacidad

Un 16 por ciento de la población de las comarcas mineras sufre algún tipo de discapacidad. Se trata de una cifra seis puntos por encima de la media regional, en donde la tasa de personas discapacitadas es del 10 por ciento. En términos absolutos, en las Cuencas hay 23.139 vecinos con algún tipo de discapacidad, frente a los 22.455 que hay en Gijón o las 22.907 residentes en Oviedo. Impulsar más plazas residenciales y de centro de día, favorecer el acceso a viviendas con domótica y agilizar la puesta en marcha del centro de referencia estatal para personas con graves discapacidades neurológicas "Stephen Hawking" de Langreo son algunas de las propuestas planteadas por los colectivos de discapacidad para hacer frente a las actuales necesidades asistenciales existentes en los valles carboneros.

Según los datos del Plan de Actuación Integral para las Personas con Discapacidad de Asturias, en la comarca del Caudal hay 11.959 vecinos que sufren algún tipo de discapacidad, frente a las 11.180 del Nalón. La estadística incluye todo tipo de discapacidades (física, psíquica, sensorial o mixta) en un rango que abarca todos los grados de discapacidad, desde las que son muy leves hasta las que son paralizantes.

Días atrás, el sindicato CC OO del Nalón alertó de las elevadas necesidades existentes en este ámbito al reclamar a la Consejería de Servicios y Derechos Sociales la puesta en marcha en la comarca de una nueva residencia para personas mayores con discapacidad intelectual. Los representantes de la unión comarcal de Comisiones Obreras consideran que la red actual es claramente insuficiente, si lo que se pretende es cubrir las necesidades de este colectivo, especialmente de los discapacitados mayores de 65 años. Solamente en el valle del Nalón hay más de 800 personas con discapacidad intelectual y la cuarta parte de ellas supera ya los 65 años. Se trata de unas personas que habitualmente han estado con sus familias, pero que al hacerse mayores van perdiendo su red de cobertura familiar. Para hacer frente a esa demanda potencial hay 30 plazas residenciales en San Martín y en Langreo, través de una residencia en El Entrego y pisos tutelados.

Los colectivos de discapacidad comparten los planteamientos de que hacen falta más recursos, pero con matices. "Necesidades hay y cuantos más centros haya, mejor. Pero eso no quiere decir café parta todos. Hay que estudiar caso por caso de manera individualizada porque en algunas ocasiones quizá es mejor potenciar la ayuda en el propio domicilio", explicó María Fernández, presidenta de la Asociación de Discapacitados Psíquicos Rey Aurelio, que añadió: "Sí es cierto que los discapacitados mayores de 65 años precisarían una atención especializada porque ahora, al cumplir esa edad, pasan a una residencia para mayores convencional".

Por su parte, Mónica Oviedo, presidenta en Asturias del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) y de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe) en Asturias, considera que para hacer frente a las necesidades asistenciales es "imprescindible" agilizar la apertura del centro de discapacitados de Barros. "Se trata de una instalación fundamental, no sólo por el apoyo que prestará a los usuarios sino por la investigación que desarrollará para abordar determinadas enfermedades".

Oviedo también aboga por incrementar la red de centros de atención integral de discapacitados físicos, que ahora cuenta con dos equipamientos, en Gijón y Oviedo, que suman 21 plazas residenciales y 60 de centro de día. "También sería bueno facilitar el acceso a viviendas con domótica y robótica de las personas discapacitadas, con el apoyo de cuidadores que los ayudaran a levantarse o asearse. Es una iniciativa que se está desarrollando con mucho éxito en el País Vasco".

Precisamente la semana pasada el Gobierno central ha iniciado los trámites para aprobar la Orden de creación y regulación del centro de referencia estatal para personas con graves discapacidades neurológicas de Langreo, pero aún no ha decidido cuál será el modelo de gestión ni ofrece fecha para su puesta en funcionamiento. Tampoco es posible concretar ahora, según el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, el número de trabajadores con los que contarán las instalaciones del "Stephen Hawking" de Barros. Sí aclara que se mantiene la previsión inicial de dotarlas con un total de 60 plazas en régimen de residencia y 30 de atención diurna, todas ellas para estancias temporales.

Compartir el artículo

stats