Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad subastará este mes los viejos equipos y el mobiliario del antiguo hospital de Mieres

La venta de los últimos materiales e instrumentos médicos que siguen en el edificio permitirá cerrar la operación de vaciado iniciada en noviembre

El edificio que alberga el ambulatorio Mieres Norte. J. R. SILVEIRA

El viejo hospital de Murias pronto estará vacío. Tras varias semanas de trabajo, la gerencia del área sanitaria ya tiene debidamente identificado y etiquetado todo el material que aún permanece en las antiguas dependencias, desocupadas desde mayo de 2014. De esta forma, a finales de mes, "o principios de marzo", la Consejería de Sanidad procederá a la venta del citado remanente. El procedimiento, según las fuentes consultadas por este diario, se abordará a través de una doble subasta. Un lote quedará formado por el mobiliario que no ha podido ser reutilizado, y el otro, por viejos equipamientos de electromedicina que siguen en condiciones de mantenerse operativos, pero que en el nuevo hospital han sido sustituidos por equipos mucho más modernos.

El vaciado del viejo hospital empezó a principios del pasado mes de noviembre. Primero se retiró el material residual que no era posible reutilizar. También se trasladó parte del mobiliario a otras instalaciones sanitarias de la comarca. Ahora toca afrontar la parte final del operativo. Para ello, la gerencia del área sanitaria ha tenido que hacer un intenso trabajo de recopilación y compendio. Los responsables locales han cumplido diligentemente el encargo que tenían asignado y todo el material está ya listo para su venta. Ahora debe ser la administración autonómica quien proceda a convocar la subasta pública. En lo que se refiere a los equipos médicos, aunque todos ellos son bastante antiguos, hay material de valor. Hay por ejemplo un escáner, una máquina de resonancias magnética y varios equipos de rayos.

Salvo imprevistos, el hospital de Murias estará totalmente vacío en un mes. A partir de ese momento cogerá máxima vigencia un debate que lleva abierto ya casi tres años, desde el cierre de las instalaciones. El inmueble no tiene en estos momento un plan de uso de cara al futuro. El complejo no pasará a formar parte del inventario de la Seguridad Social, como preveía el Ayuntamiento de Mieres, sino que quedará bajo la gestión de la dirección general de Patrimonio del Principado de Asturias. Esto quiere decir que cualquier decisión sobre el futuro uso de las instalaciones deberá negociarse con la administración regional, no con la central. Hasta la fecha la única iniciativa que se ha presentado para dar un nuevo uso al viejo centro sanitario la ha presentado la asociación "El Maeral", que actualmente está poniendo en marcha una gran cooperativa comarcal vinculada al aprovechamiento forestal y agrario.

Compartir el artículo

stats