Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un estudio sobre conciliación familiar

Las mujeres empleadas no llegan al 20% en seis de cada diez empresas de Mieres

Los sindicatos vinculan esta "sorprendente" descompensación a la tipología de la industria local, que, afirman, se ha quedado "anticuada"

Un estudio sobre la conciliación de la vida familiar y laboral abordado por el Ayuntamiento de Mieres refleja que las empresas del municipio tienen excesivamente "masculinizadas" sus plantillas de trabajadores. En concreto, el informe, que se apoya sobre los datos obtenidos en el chequeo de 40 firmas, recoge que en 16 de ellas el número de mujeres contratadas es inferior al 10 por ciento del cómputo total de empleados. En otras 9 el balance se sitúa entre el 10 y el 20 por ciento. Es decir, estos datos apuntan que en seis de cada diez empresas del concejo las plantillas están integradas, como mínimo, por un 80 por ciento de hombres.

Los perfiles de las empresas asentadas en Mieres, especialmente las localizadas en los polígonos industriales del municipio, denotan que la presencia de la mujer está muy lejos de poder equipararse con la contratación masculina. El desequilibrio es notable. Mientras que en el 40 por ciento de las plantillas la presencia de hombres supera el 90 por ciento, tan sólo en un 13 por ciento de las mismas hay una presencia mayoritaria de mujeres y nunca por encima del 75 por ciento del total de empleados.

La secretaria de Mujer de UGT, Carmen Escandón, reconoce que los datos "son sorprendentes, ya que la incorporación de la mujer al mercado laboral está plenamente conseguida más allá de que sigan estando peor remuneradas". Para esta responsable sindical la descompensación detectada en el tejido industrial mierense es debida "a la tipología de las empresas asentadas en este territorio". No obstante, ve aconsejable abordar un "estudio más profundo".

El responsable de la unión comarcal del Caudal de CC OO, Emilio Prieto, se muestra menos desconcertado con el resultado del estudio. "Esta descompensación es algo que se percibe a simple vista". Opina que el tejido industrial del concejo se ha quedado estancado y no logra evolucionar, entre otras cosas, para dar un mejor encaje a las mujeres: "En los últimos años apenas se han creado empresas en la comarca y las que están en funcionamiento lo hacen con sistemas de trabajo antiguos. Se podría decir que se han quedado anticuadas". Emilio Prieto sostienen que este problema es sobre todo apreciable en los polígonos industriales: "Basta dar un paseo por cualquiera de ellos para apreciar que, salvo en los puestos administrativos, todo son hombres", apunta. Y añade: "No deberían existir estas diferencias, ya que la mujer ha demostrado estar capacitada incluso para realizar tareas físicas que siempre han estado asociadas a los hombres, algo que ha quedado demostrado incluso en la minería".

El estudio, puesto en marcha a través del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, del Fondo Social Europeo y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), se desarrolló el año pasado a lo largo de todo el concejo de Mieres. El principal objetivo del mismo era velar por la conciliación de la vida familiar y laboral en las empresas del concejo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats