Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La línea de tren entre Laviana y Gijón perdió 800.000 viajeros en quince años

El trayecto registró el pasado ejercicio un total de 440.000 usuarios, frente a los 1,2 millones contabilizados en 2001, un 66 por ciento menos

Viajeros de la línea Gijón-Laviana en la estación de Sama.

Viajeros de la línea Gijón-Laviana en la estación de Sama. F. RODRÍGUEZ

La línea de la antigua Feve que comunica Pola de Laviana y Gijón perdió 840.000 viajeros, un 66 por ciento, en los últimos tres lustros. El trazado -hace años uno de los que tenía mayor flujo de usuarios de la región- registró 440.000 viajeros el pasado ejercicio, frente a los 1.283.882 que se habían contabilizado en 2001. Las obras de soterramiento, las deficiencias del servicio y la ubicación de la estación de Gijón lejos del centro urbano, en Sanz Crespo, son alguna de las causas que, a juicio de los sindicatos, explican la tendencia a la baja.

Así lo explicó el presidente del comité de empresa del grupo Renfe en Asturias, Luis Blanco. "Estamos hablando de una bajada importantísima de una línea que era una de las más utilizadas de Asturias. El año pasado se cerró con 440.000 viajeros, 80.000 menos que en 2015", indicó Blanco, para añadir a continuación: "En el caso del último año influyó el corte de la línea hasta mayo por la obras de soterramiento, que hizo que la cifra de viajeros bajara. Sin embargo, hay problemas de fondo que venimos padeciendo en los últimos años que están afectando al servicio".

Entre esos problemas estructurales, Blanco citó el retraso acumulado en las obras de soterramiento de las vías de Feve a su paso por Sama y La Felguera, unido a la incertidumbre por la falta de financiación para culminar los trabajos. "Los usuarios vienen sufriendo desde hace tiempo los trastornos de la obra y a eso se suma que todavía no hay inversión comprometida para instalar las vías, la catenaria y la señalización".

Otro de los obstáculos actuales, según Blanco, es el actual emplazamiento de la estación de Gijón, en Sanz Crespo. "Llevamos unos años en los que la estación está muy alejada del centro urbano y eso es una desventaja competitiva con el transporte por carretera, que a través de la Autovía Minera va de puerta a puerta. Otro problema es la velocidad comercial, que por término medio es de 40 kilómetros por hora en la línea, con lo que el viaje de Laviana a Gijón dura una hora y cuarto", apuntó el representante sindical.

Las propuestas planteadas por el comité de empresa para corregir esta situación pasan por implantar doble vía en el tramo Florida-Gijón, poner en marcha servicios semidirectos y eliminar tramos curvos para mejorar el trazado. Con estas actuaciones, según el comité de empresa, se podría aumentar la velocidad y reducir la duración del viaje Laviana-Gijón a 45 minutos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats