Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reapertura de un importante activo turístico

Hunosa se queda sola en el concurso para gestionar el Ecomuseo de Samuño

La otra empresa candidata, Proasur, no cumplía el pliego de condiciones La instalación debería iniciar la temporada el jueves

Un grupo de visitantes se sube al tren del Ecomuseo de Samuño.

Un grupo de visitantes se sube al tren del Ecomuseo de Samuño. SILVEIRA

La unión temporal de empresas formada por Sadim, la sociedad de diversificación de la empresa estatal Hunosa, y Formastur se perfilan como las nuevas gestoras del Ecomuseo Minero Valle de Samuño. La otra empresa que se presentó al concurso convocado por el Ayuntamiento de Langreo para explotar el tren turístico, Proasur, quedó fuera al comprobarse que no cumplía una de las condiciones exigidas en el pliego de condiciones, referente a la programación diaria de los viajes.

A esta compañía se le ha dado un plazo para presentar alegaciones aunque se ha comprobado que Sadim y Formastur cumplen todas las condiciones, incluida la oferta económica, según fuentes municipales.

La adjudicación definitiva tiene que producirse en breve dado que el calendario marca la próxima semana, en concreto el jueves, para la apertura de la nueva temporada del equipamiento turístico. Esta es la primera vez desde que el ecomuseo minero abrió sus puertas, en junio de 2013, que se convoca un concurso para adjudicar su explotación. Hasta ahora se había hecho cargo de las instalaciones la empresa estatal Tragsa.

Sadim, que gestiona actualmente la mina de Arnao, ha desarrollado diversos proyectos de museología y museografía minera antes de dar el salto al desarrollo de centros culturales de otros ámbitos del patrimonio industrial. Otro de los grandes proyectos turísticos mineros de la región, que gira en torno al pozo Sotón, es gestionado por Hunosa. El contrato se firmará por dos años prorrogable por periodos de un año hasta un máximo de dos.

Pago municipal

El Ayuntamiento vincula la aportación municipal que abonará a la empresa que se encargue de la gestión del ecomuseo al número de visitantes del equipamiento. La cantidad que pagará el Consistorio será de 80.000 euros anuales pero esta cifra irá descendiendo progresivamente si el número de visitantes no llega a los 28.000.

Además, si el ecomuseo supera esas entradas vendidas, la empresa concesionaria percibirá el 50% de los ingresos de taquilla y el otro 50% será para el Ayuntamiento, que lo destinará a inversiones o a promoción del equipamiento. La nueva compañía gestora de la instalación recibirá la recaudación de la venta de las entradas, del bar y de la tienda de souvenirs.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats