04 de marzo de 2017
04.03.2017

El uso del carbón para diseñar materiales innovadores recibe el premio "Aula Hunosa"

Natalia Rey investigó durante cinco años la forma de acelerar la sintetización del carbono y crear nuevos componentes para la construcción y los móviles

04.03.2017 | 01:28
Por la izquierda, Isaac Pola, Santiago García Granda, María Teresa Mallada, Francisco Blanco y Natalia Rey, tras la entrega del premio "Aula Hunosa" a la mejor tesis doctoral de 2016.

Cinco años de investigaciones en el Instituto del Carbón, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), le han valido a Natalia Rey Raap, el premio "Aula Hunosa" a la mejor tesis doctoral de 2016. Esta doctora, que actualmente trabaja en Portugal, versó su tesis en la utilización del carbono, en este caso transformado en xerogeles, para elaborar materiales a la carta, una investigación por la que ha registrado una patente y que además le ha valido el reconocimiento de la hullera pública. La entrega del galardón estuvo encabezada por María Teresa Mallada, presidenta de Hunosa, por el rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, por el director general de Energía del Principado, Isaac Pola y por el director de la Escuela de Minas, Energía y Materiales de Oviedo, Francisco Blanco.

El carbón y sus derivados tienen muchas más aplicaciones que la energética. Y fue ahí donde se centró la investigación de Natalia Rey. Su tesis, titulada "Síntesis de xerogeles de carbono inducida por microondas. Diseño de materiales porosos a la carta", versa precisamente en la creación de nuevos materiales en los que se conjugue su aplicación con la reducción del coste.

Rey comenzó explicando que son los xerogeles. En este sentido, la ponente indicó que "el carbono está en la naturaleza, pero no se pueden controlar sus propiedades y por eso hay que sintetizarlo para crear nuevos materiales". Hasta hace poco, el carbono se sintetizaba en grandes hornos, lo que llevaba cinco o seis días, algo que hacía de los materiales resultantes productos muy poco competitivos en el mercado. Sin embargo, su investigación, aplicando microondas, ha reducido los tiempos en un 90 por ciento, logrando obtener el material deseado en 5 o 6 horas, ganando tiempo y ahorrando costes.

Estos xerogeles de carbono parten de una mezcla química, que es la que posteriormente se calienta en el microondas. El objetivo del estudio era el de poder definir las propiedades de cada uno de estos materiales en función de su aplicación. Tras más de 200 ensayos, Natalia Rey y su equipo logró hallar una fórmula matemática a través de la cual se puede calcular cuanta cantidad de reactivo hay que añadir a la mezcla para crear el xerogel deseado.

Durante su exposición puso dos ejemplos, uno con un xerogel orgánico, que le valió una patente, y otro con un xerogel de carbono. En el primer caso, explicó Rey "queríamos un material de baja densidad y poros pequeños para utilizar como aislante para la construcción. Así, aplicando las fórmulas que habían conseguido, se logró dar con la cantidad de reactivos perfecta para obtener el nuevo material. "Logramos un material muy parecido al polietileno expandido que se aplica en la construcción", señaló la ponente.

En el caso del xerogel de carbono, los investigadores buscaban un material susceptible de ser usado en las baterías de litio de los dispositivos electrónicos. Aunque en este caso no lograron resultados tan satisfactorios, Rey señaló que "lo que si hemos hecho es lograr un punto de partida para seguir investigando en la búsqueda del material perfecto en cuanto al rendimiento de las baterías". Antes de recibir el galardón del "Aula Hunosa", Natalia Rey se mostró muy satisfecha y alabó la apuesta de empresas como Hunosa "ya que es muy necesario que se pueda fomentar la investigación".

Aporte científico

En el acto también intervino María Teresa Mallada, presidenta de Hunosa, que señaló que la hullera trata "de que la investigación sea el germen de una buena idea empresarial". "Mantener el convenio con la Universidad es lo mejor que podemos hacer para que lo que hacemos coincida con lo que decimos". Además, respecto al trabajo premiado, Mallada destacó que "además del innegable aporte científico, se debe subrayar el alto grado de innovación y la variedad de aplicaciones prácticas que potencialmente contiene". "El estudio enlaza perfectamente con algunos criterios industriales muy actuales: el ahorro económico y energético, mejora del medioambiente y sostenibilidad", indicó.

Mientras, el rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, recordó que la colaboración entre Hunosa y la Universidad viene de hace más de dos décadas, cuando en 1994 se firmaron los primeros convenios para que los alumnos del centro universitario pudieran realizar prácticas en la hullera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine