27 de marzo de 2017
27.03.2017

Gran nivel en la primera de las finales del concurso de tonada Cuenca del Caudal

El público abarrotó la Casa de Cultura para apoyar a los doce intérpretes

27.03.2017 | 01:49
Adolfo Uría, durante su actuación, con el gaitero Pablo Carrera.

Sigue impresionando la respuesta del público, sábado tras sábado, en el Concurso Cuenca del Caudal. En esta ocasión se esperaba. Como siempre, la suerte queda echada en dos canciones. Puedes ser una de las grandes voces del momento y tener un mal día. La tensión se palpa en la zona de camerinos. Todo se juega en apenas 7 minutos sobre el escenario. No hay tiempo a rectificaciones. Todo se disputa con muy pocos elementos: una buena voz, un buen día, una buena canción.

Abrieron el festival el dúo Música de Sofá, integrado por Lucía Alonso y Jacobo Cano, especialistas en un repertorio conocido de todos los presentes. Se lo ganaron en apenas dos canciones. Una versión escenificada de "Rata de dos patas", de Paquita la del Barrio, y una versión latina del clásico de Víctor Manuel "Quiero abrazarte tanto". Los primeros grandes aplausos de un día lleno de ellos.

Jesús Alonso arrancó la competición con "Arrea, carreteru" y "Soi pastor", las dos sin gaita, seguido de María José García, con "Al pasar per el puertu" y "Anda y señálame un sitiu", esta última con Pablo Carrera, gaitero oficial, a la gaita. Tras ellos, José Tronco Valle, que cantó "Sospira y llora" y "Soi d'El Hoyu", y Ángeles Quero, con "Ponga, Parres y Piloña" y "Tienes casa, tienes horru", ambas a la gaita.

Con Adolfo Uría, muy aplaudido, llegó "Hai una llinia trazada" y "Cuando yo salía d'Asturies", también dando trabajo al gaitero oficial, que pocos descansos tuvo ya a lo largo de la tarde. Seguido de Esteban Verdeja, otra de las grandes ovaciones del día, que cantó "Tengo dir a San Isidro" y "Voi pa Llanes, voi pa Llanes". Para dar paso a Belén Arboleya, con algunos pequeños problemas de garganta que desmerecieron su actuación, con todo muy aplaudida, con "Escurecióme nel monte" y "Un maquinista lloraba".

En la recta final, tres voces enormes . Álvaro Fernández Conde, enorme, con "Ñeve en Valverde" y "Adiós, Asturies del alma". Lorena Corripio, magnífica, con "Tenía un noviu carpinteru" y "Playina la de Xixón". Y, por último, Celestino Rozada, soberbio, con "Yá nun vuelvo más a Granda" y "La carretera'l Pedrosu".

El cierre de la competición llegó de la mano de la única pareja de "Dialogada", Lorena Corripio y Álvaro Fernández Conde, cerrando con una gran ovación su versión de "Coyendo fabes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve