10 de abril de 2017
10.04.2017
El turismo verde toma el relevo de los complejos invernales

Las estaciones de esquí adelantan su cierre una semana por la falta de nieve

Fuentes de Invierno y Pajares, que carecen de espesores adecuados, ya han dejado de funcionar y no estarán abiertas durante el puente festivo

10.04.2017 | 01:51
La estación de Fuentes de Invierno, el sábado, sin apenas nieve.

Ya no habrá más esquí en Asturias esta temporada. Aunque era una opción probable a tenor la situación de las pistas, con menos nieve de la deseada, la decisión se confirmó ayer, cuando los propios complejos anunciaron que se adelanta una semana el cierre de la campaña. La estación de Fuentes de Invierno, que el pasado 31 de marzo cumplía una década desde su inauguración, tuvo que cerrar ayer sus puertas, mientras que Valgrande-Pajares, que apenas pudo poner en marcha dos remontes y menos de un kilómetro de pistas, ya no funcionará desde hoy. Esta situación ha llevado a tomar la decisión que parece más razonable, adelantar el cierre una semana, ya que la fecha prevista para el fin de temporada era el próximo domingo, coincidiendo con el final de la Semana Santa.

La campaña de esquí en Asturias ha estado marcada desde el inicio por la falta del elemento fundamental: la nieve. Pese a que a primeros de noviembre del pasado año hubo un temporal que trajo una buena nevada, la situación cambió de forma radical en días y los complejos invernales no pudieron abrir sus puertas para el puente de la Constitución, como estaba previsto. Todo el manto blanco acumulado desapareció debido a la lluvia y a una subida de temperaturas. La ausencia de precipitaciones en forma de nieve en diciembre provocó que en las Navidades tampoco se pudiera esquiar. No fue hasta mediados de enero cuando, primero Fuentes de Invierno, y después Valgrande-Pajares, pudieron abrir sus puertas al público.

Lo hicieron, además, con la nieve justa. En esa línea se han venido moviendo toda la temporada. Pese a que desde todos los sectores implicados estaban esperando una gran nevada que consolidara las pocas precipitaciones que iban depositándose sobre las pistas, esta nunca llegó. El trabajo de los operarios de ambas estaciones, unido, en el caso de la instalación lenense, a los cañones de nieve artificial, ha permitido salvar un curso que se presentaba con muchas dificultades.

Ayer, después de un fin de semana con apenas 660 esquiadores, se dio por cerrada la temporada. Sonaba ya a despedida el homenaje que los clubes de Pajares hicieron el sábado a los trabajadores de la estación. El cierre es ya un hecho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve