En los deportes que se practican con pelota hay una máxima que dice que cuando te llega una bola fácil lo mejor es pegarle sin dejarla botar. Así se toma la iniciativa más fácilmente. Eso es lo que ha hecho el alcalde de Mieres, Aníbal Vázquez (IU), quien ayer apoyó la implantación del grado de Ciencias de Actividad Física y el Deporte en el campus Barredo. Así, el regidor no ha dejado botar la propuesta lanzada por el rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, quien ha planteado la posibilidad de que el campus pueda acoger estos estudios.

Ante la puerta abierta por Santiago García Granda, planteando la posibilidad de que el campus de Mieres pueda acoger el Grado de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, el gobierno local mostró ayer su total apoyo a esta implantación. Los gestores municipales de IU consideran "un acierto que Mieres cuente con una nueva titulación". Aníbal Vázquez recuerda que "hemos reivindicado que el campus se llene de contenido, porque no puede ser un cascarón vacío. Apostar por el campus de Mieres supone pasar de las palabras a los hechos e implantar el nuevo grado es un paso adelante en este sentido". Vázquez considera que "es necesario tener una visión integradora y descentralizada de Asturias" y deja claro que el campus de Barredo "tiene que jugar un papel destacado en el futuro de la Universidad de Oviedo".

El Ayuntamiento de Mieres apoya, por tanto, todas las iniciativas que se planteen para seguir dotando de contenido y titulaciones al campus universitario. La posibilidad de que se implante el grado de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte supondría, según el regidor, "un importante impulso para un espacio que, además, cuenta con las instalaciones y equipamientos suficientes para acoger nuevas titulaciones".

La posibilidad de que los estudios de la antigua INEF lleguen Mieres se abre ahora pese a que Ayuntamiento y Universidad llevan varios años intentando sin éxito llegar a un acuerdo sobre el uso compartido de instalaciones deportivas dependientes de una y otra entidad. El campus está integrado por un pabellón cubierto con pistas multiusos, graderío y gimnasio; un campo de fútbol siete de hierba artificial, dos pistas de tenis, cuatro de pádel y un circuito de footing con áreas de gimnasia al aire libre. Es un completo equipamiento deportivo para Mieres, pero que no ha conseguido buenos números de usuarios. El complejo tuvo un coste de 4,4 millones de euros que fueron sufragados con fondos mineros.