Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Angliru reina, La Cubilla sorprende

Los cicloturistas consideran que el puerto riosano es el más duro de la comarca y destacan la subida lenense por su longitud Las reformas han recrudecido Pajares y La Cobertoria

Toda lista de preferencias se acuna en una oscilante hamaca tejida con hilos de muchos gustos, lo que siempre conlleva debate y discrepancias. Más si el deporte está de por medio. ¿El mejor jugador de fútbol? ¿El mejor piloto de coches? ¿La mejor maratón del mundo? ¿La prueba reina de las Juegos Olímpicos?... Ponerse de acuerdo es casi imposible, salvo en muy contadas ocasiones. Parece asumido como norma que Michael Jordan es el mejor jugador de la historia del baloncesto y, según los cicloturistas de la comarca, tampoco admite discusión que el Angliru es el puerto más duro de la zona centro de la Cordillera y, posiblemente, de toda España.

El reinado del Angliru como gran monarca del ciclismo español está amenazado por muchos aspirantes al trono. Lo curioso es que buena parte de los postulantes se encuentran en el propio entorno de la denominada Montaña Central. La Cubilla, San Isidro, Pajares y La Cobertoria son duros competidores y más desde que los dos últimos hayan mutado en busca de una mayor verticalidad. El asfaltado de la pista del Cuitu Negru ha dotado al Pajares de un epílogo de dos kilómetros que dramatiza el desenlace de la subida. "En el caso de La Cobertoria la subida en bicicleta, que ya era muy dura, lo es aún más tras las obras que se realizaron recientemente en la calzada. Han quitado varias curvas, aumentando los porcentajes de desnivel en varios puntos y, además, la carretera está más expuesta al sol y al viento", señala Roberto Menéndez, del club "Puerta de Asturias". Pese a todo, remarca que "el Angliru es incomparable, es el puerto más duro que tenemos y lo atestiguan hasta los profesionales colombianos que vienen a entrenar". Lo mismo opina Urbano Magdalena, un cicloturista del colectivo mierense "Poco a poco". "Personalmente creo que no hay debate. El Angliru hace honor al sobrenombre del infierno del ciclismo. A partir de Viapará son 7 kilómetros brutales que no bajan del 12 por ciento de desnivel y lo de la Cueña les Cabres es una bestialidad. Una recta de 800 metros que pasa del 20 y que no se acaba nunca". Magdalena lo tiene claro: "El Angliru es duro está bajándolo, acabas destrozado de tanto frenar".

Saúl Martín es concejal de Deportes de Mieres y un conocido ciclista aficionado. "La rampa del Cuitu Negru es cierto que ha endurecido mucho la subida a Pajares. El problema de este puerto es que te rompe el ritmo y es bastante largo. Hay rampas duras, luego descansos y cuando llegas al Cuitu Negru tienes las piernas duras y sufres mucho. El Angliru te lleva al límite, pero dentro de lo malo es una subida que no te rompe el ritmo".

Las paredes del Angliru te impiden avanzar, el Pajares te embauca con sus mil caras y La Cobertoria te exprime sin clemencia. La Cubilla, por su parte, te ataca la moral. De hecho, este puerto que remonta el valle del Huerna hasta León es el único que, a su manera, puede rivalizar a ojos de algún aficionado con el Angliru. Lorenzo Ablanedo fue ciclista amateur y ahora tiene una tienda de bicicletas en Mieres. Conoce bien los principales puertos de la zona: "El Angliru te destroza, sobre todo la Cueña les Cabres, pero se lleva como se puede. La Cobertoria es muy duro, son 9 kilómetros al 10 y 12 por ciento todo el rato, sin descanso. Pajares se sube muy buen, pero la rampa previa al parador te mata, y luego está el Cuitu Negru que se las trae. El más exigente para un aficionado es el Angliru, pero para los profesionales el peor puerto puede ser La Cubilla", explica Ablanedo.

Compartir el artículo

stats