17 de agosto de 2017
17.08.2017

Los hosteleros urgen un plan para atraer turismo a las Ubiñas con los osos

Reclaman limitar territorios y regular la compatibilidad de plantígrados y ganado

17.08.2017 | 02:22
Turistas en el parque natural de las Ubiñas.

Es un buen momento para fijar los límites de un plan de promoción del oso pardo en el parque natural de las Ubiñas-La Mesa. Así lo cree la entidad Asturcentral, que reúne a hosteleros de toda la comarca y con especial presencia en Lena. El presidente, Luis Núñez, urgió ayer a las administraciones a establecer una línea de actuación "aprovechando la buena disposición vecinal". Hacía referencia así a la encuesta presentada por la Fundación Oso Pardo, en la que los vecinos reflejaron una muy buena valoración del plantígrado y su disposición a protegerlo tras su vuelta a los montes del corredor interpoblacional.

En el sondeo de la Fundación participaron 220 vecinos de Aller y Lena. La pregunta más representativa era, sin duda, "¿te gusta el oso?". Consiguió una puntuación de 4,1. La máxima calificación era 5, así que el oso aprueba con muy buena nota. Los vecinos también son optimistas sobre la convivencia y la compatibilidad de la presencia de plantígrados con actividades como la caza y el turismo.

Es en este punto en el que los hosteleros quieren incidir. "Deberíamos aprovechar la buena percepción para desarrollar ahora un plan de convivencia que incluya la promoción de la zona como lugar osero", explicó Núñez. Ese plan establecería las zonas reservadas para el avistamiento y el paso de turistas. También la renovación del plan de caza, que el sector cinegético lleva años reclamando, y protección para los ganaderos: "Tenemos que asegurarnos de que la presencia del oso influirá lo mínimo posible en la actividad ganadera de la zona, también en la agricultura, para mantener la excelente percepción que tienen ahora los vecinos", reclamó el hostelero.

Una percepción optimista que se extiende al riesgo. Pocos vecinos consideran que podrían ser atacados por un oso. Los vecinos de la zona rural, en su mayoría, midieron su miedo con "muy poco" o "poco". La puntuación fue de 2,6 (siendo 1 "nada en absoluto" y 5 "muchísimo"). Sólo un 24,5 por ciento de los encuestados considera que el oso ha perdido el miedo al hombre, mientras que el 66 por ciento considera que los plantígrados se acercan a los pueblos en busca de comida.

El proyecto de los hosteleros de Lena, en el que llevan ya unos meses trabajando, consiste en la oferta de unas rutas a pie para la observación de los osos en el parque natural de las Ubiñas. La vertiente lenense tiene, al menos, una familia ya asentada y el tránsito de plantígrados es cada vez más frecuente. "Tenemos que aprovecharlo y crecer, hacer lo que ya se está haciendo en Somiedo", señaló Núñez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve