Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El convenio con Mieres para el uso del campus, a la espera del grado de Deportes

El acuerdo, que lleva dilatándose varios meses, tendrá que valorar los equipamientos que podrían crearse con la nueva titulación

El convenio con Mieres para el uso del campus, a la espera del grado de Deportes

El convenio con Mieres para el uso del campus, a la espera del grado de Deportes

La Universidad de Oviedo y el Ayuntamiento de Mieres habían pactado la redacción de un convenio de colaboración para facilitar el uso de las instalaciones de Barredo a los mierenses y que, a su vez, la comunidad universitaria pudiese aprovechar los equipamientos de titularidad municipal. Este anuncio se hizo hace aproximadamente un año, pero todavía sigue sin salir adelante. El principal impedimento ahora, tal y como aseguraron fuentes municipales, es la puesta en marcha del grado de Ciencias de la Actividad Física y Deporte que la facultad Padre Ossó proyecta para Mieres. Su implantación podría suponer la creación de nuevos equipamientos en las instalaciones del campus de Barredo que tendrían que ser valorados también en el acuerdo.

La idea de realizar un convenio de uso surgió del propio Rector, Santiago García Granda, como una forma de darle uso a las instalaciones infrautilizadas del campus mierense. El anterior equipo rectoral había propuesto que el Ayuntamiento asumiese la gestión de algunos de estos equipamientos, como el pabellón deportivo, pero García Granda siempre se mostró reacio y echó para atrás los planes de su antecesor, Vicente Gotor.

El borrador original del convenio ponía a disposición, tanto del Ayuntamiento como de los vecinos de Mieres, las diferentes dependencias, como aulas, salones de actos, o incluso la residencia de estudiantes, para la organización de diferentes eventos y actividades. Para ello, se fijarían precios de uso para los vecinos. Lo mismo ocurrirá con el equipamiento deportivo. Por su parte, el Ayuntamiento haría lo propio con sus instalaciones. Entre ellas, la más destacada era la piscina climatizada de Vega de Arriba, que complementa la oferta deportiva en este entorno de Mieres.

Todas estas decisiones se tomaron antes de conocerse la propuesta de la facultad Padre Ossó. La implantación del grado de Ciencias de la Actividad Física y Deporte podría aprovechar la mayoría de las actuales instalaciones del campus de Mieres, aunque es muy probable que también precisase de algunas mejoras menores en el equipamiento deportivo. Asimismo, también se podrían utilizar equipamientos municipales como la citada piscina climatizada para el grado. Así que de momento habrá que esperar a que se conozca cómo avanza la implantación de los nuevos estudios y si sale adelante el convenio con cambios.

Compartir el artículo

stats