15 de diciembre de 2017
15.12.2017

Escapar del fuego en tres minutos

Alumnos y profesores del Elena Sánchez Tamargo abandonan el centro en tiempo récord durante un simulacro de incendio

15.12.2017 | 03:23
Los alumnos del colegio Elena Sánchez Tamargo, atendiendo a las explicaciones de los bomberos tras el simulacro de incendio en el centro.

Suena la alarma en el colegio Elena Sánchez Tamargo de Laviana. Hay fuego en una de las aulas. Los 487 alumnos y 42 docentes del centro desalojan el edificio ordenadamente. En el patio, los ordenan agentes de la Policía Local mientras llegan los bomberos. Todos están a salvo. Desde la alarma hasta su evacuación han transcurrido 3 minutos.

Que no cunda el pánico. El colegio de Pola de Laviana realizó ayer un simulacro, organizado junto al Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), con un resultado óptimo. Sólo la directora y dos docentes sabían que el incendio no era real, así que los alumnos y el resto del profesorado asombraron a los responsables del simulacro por su calma y su rapidez de reacción. "Con este simulacro se pretende no sólo cumplir con la normativa que obliga a realizar un ejercicio de este tipo cada año en los colegios, sino también fomentar la cultura preventiva entre alumnos y profesores para que sepan cómo tienen que actuar una emergencia real", explicaron desde el SEPA.

Este ejercicio forma parte de una iniciativa que, de forma voluntaria, desarrollan los bomberos del parque de San Martín del Rey Aurelio con los profesores del centro. En esta ocasión, además de efectivos de la Policía Local, participaron voluntarios de Protección Civil de la agrupación de Laviana.

El simulacro es la práctica tras varios ejercicios teóricos. Los bomberos de San Martín se reúnen periódicamente con los docentes del colegio Elena Sánchez Tamargo para formarlos con las pautas a seguir en caso de emergencia. Ellos forman después a sus alumnos.

Y lo hacen muy bien, a juzgar por los resultados del último simulacro. Todo se quedó en un susto ayer y, pasados los nervios de la prueba, los bomberos recompensaron a los pequeños por su buen hacer. Tras el simulacro, trasladaron al lugar el brazo articulado, una autobomba urbana, una forestal y un furgón multisocorro. Los efectivos mostraron a alumnos y profesores el material y los equipos con los que diariamente desarrollan su trabajo. Despertaron más de una vocación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine