Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Hospital de Mieres reabre su última planta por la alta incidencia de la gripe

El Álvarez-Buylla, que generalmente mantiene un sector cerrado al no haber demanda, lo habilita y reforzará también el servicio de enfermería

Pacientes en el Hospital Álvarez-Buylla de Mieres. FERNANDO GEIJO

No es algo habitual, pero el impacto que este año está teniendo la gripe ha obligado al Hospital Vital Álvarez Buylla de Mieres a abrir todas sus plantas y funcionar a pleno rendimiento. Los gestores del área sanitaria del Caudal (área VII), han tomado la determinación de tener operativas todas las habitaciones del complejo ante una campaña que pese a no ser más agresiva que otros años, sí está provocando más impacto en la sociedad. Para tener cubiertos todos los servicios, además, la gerencia del área sanitaria VII también reforzará las áreas de enfermería y de auxiliares de enfermería para que todos los pacientes ingresados puedan recibir correctamente sus tratamientos.

"En este momento hemos tenido que abrir la planta que siempre tenemos cerrada, y la tenemos al cincuenta por ciento, por lo que aún tenemos capacidad", explicaba ayer la gerente, Alejandra Fueyo. El refuerzo en las áreas de enfermería se producirá durante las dos próximas semanas. Esta medida responde a que el perfil de los pacientes ingresados se inclina hacia personas muy mayores, con una media de edad de más de 80 años, y que tienen muchas patologías. Esta situación en los pacientes requiere de muchos cuidados de enfermería, desde la nutrición hasta los cambios posturales. "Las plantas donde hay más ingresos de este tipo tendrán un refuerzo, ya que no es lo mismo ese perfil de paciente que uno más joven y que se valga por sí mismo", señalaba la gerente.

En cuanto al impacto de la gripe esta campaña, la responsable sanitaria indicaba que "este año no es especialmente cruento, lo que se ve en los informes semanales de la gripe". "Se está comportando con un perfil normal, y dentro de los parámetros, y con una incidencia similar a la del año pasado", explicó Fueyo. Sin embargo, lo que varía año a año es el perfil del paciente. El envejecimiento de la población hace que los afectados por el virus de la gripe o por otras infecciones víricas sean de mayor edad y con más patologías asociadas, lo que hace que todo se agudice y requieran de un ingreso. "En realidad son diagnósticos sencillos que no requieren excesivos cuidados médicos pero sí de enfermería", finalizó la responsable del área VII.

La tendencia, además, es que antes de Nochevieja bastantes pacientes reciban el alta ya que muchas personas prefieren pasar las fiestas en casa si su dolencia va remitiendo y pueden pasar sin un tratamiento hospitalario. En todo caso, el Hospital Álvarez-Buylla de Mieres sigue teniendo margen para hacer frente a un hipotético incremento de pacientes por la gripe.

Compartir el artículo

stats